Alcachofas en escabeche

 

alcachofas en escabeche6 ps

 

El escabeche es un método de cocción y conservación de los alimentos. Hay muchas variedades pero todas tienen en común un ingrediente, el vinagre.

Es un plato perfecto como entrante o aperitivo ya que ayuda a abrir el apetito, pero si acompañamos con arroz u otro cereal puede arreglarte un principal estupendo.

Para esta receta, es especialmente importante que elijas bien los ingredientes, unas alcachofas demasiado duras y crecidas pueden arruinar el plato por muy bien que las limpies.

En casa nos encantan las alcachofas, cocinadas de la forma que sea. Es verdad que da un poco de pereza limpiarlas bien y que se deshecha mucha cantidad, pero aún así compensa. Además, con la receta de hoy, puedes aprovechar y preparar un poco más de cantidad ya que se conserva en la nevera perfectamente una semana e incluso mejora al reposar.

 

alcachofas en escabeche ps

 

Alcachofas en escabeche

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 4 personas

Ingredientes
  • 10 - 12 alcachofas.
  • 2 zanahorias.
  • 4 o 5 cebollitas francesas.
  • ½ cabeza de ajos.
  • 8 bolitas de pimienta negra.
  • 3 hojas de laurel.
  • 1 limón para limpiar las alcachofas.
  • Harina para rebozar.
  • 100 ml de vinagre de vino blanco.
  • 250 ml de vino blanco.
  • 350 ml de agua.
  • 3 ramas de perejil fresco.
  • Sal al gusto.
  • Aceite de oliva para freír.
Elaboración
  1. Limpia las alcachofas eliminando las hojas externas y duras. Pela el tallo y corta las puntas duras.
  2. Corta por la mitad y sumérgelas inmediatamente en agua con el limón partido por la mitad y exprimido para que no se oxiden.
  3. Cuando estén todas limpias, sécalas con un papel de cocina, pásalas por harina y fríe cada mitad en una sartén con aceite de oliva hasta que se doren.
  4. Sácalas a un plato con papel absorbente y reserva hasta que nos hagan falta.
  5. En la misma sartén, si el aceite está limpio, dora los ajos enteros, las cebollas peladas y en cuartos y las zanahorias cortadas en rodajas gruesas.
  6. Añade el laurel y la pimienta negra. Incorpora de nuevo las alcachofas, el perejil fresco, el vino, el vinagre y el agua.
  7. Cocina a fuego fuerte un par de minutos hasta que comience a hervir y luego a fuego medio-bajo otros 25 o 30 minutos hasta que las alcachofas estén tiernas.

 

alcachofas en escabeche2 ps

 

Cuando las limpies, ¡no seas tacaño! elimina las hojas duras que tengas que quitar, si dudas de si quitar una hoja o no quitarla, es preferible que lo hagas. Un resultado final óptimo pasa porque estén tiernas, blanditas y jugosas. Es muy desagradable que por dentro queden cremosas pero por fuera no te las puedas comer.

Si las alcachofas son tiernas, con quitar las hojas duras y eliminar bien las puntas debería ser suficiente. En caso contrario, tendrás que vaciar también con ayuda de una cucharilla o un parisienne el interior porque puede ser muy fibroso y basto.

El tallo también es comestible, no lo cortes. Pélalo, eliminando la cubierta dura, hasta dejar el interior más claro y tierno.

 

alcachofas en escabeche4 ps

 

Tendrás que quitar y tirar casi tanto, o más, como lo que vas a aprovechar de la alcachofa, pero te aseguro que merece la pena.

La otra parte clave es evitar que se oxiden. Desde el momento en que cortas y pelas las alcachofas, comienzan a oscurecerse, por lo que si no quieres que se te queden con un color pardo oscuro tendrás que usar limón. Según las limpies, sumérgelas en agua fría con zumo de limón. O incluso puedes frotarlas con medio limón nada más cortarlas, es muy efectivo. También puedes frotarte las manos con el limón para que no se te queden manchadas (o usar guantes).

 

alcachofas en escabeche3 ps

 

Como última recomendación, te sugerimos que las acompañes con un buen pan porque la salsa queda… ¡espectacular!

 

alcachofas en escabeche5 ps

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Boniato al horno con yogur de soja

 

boniato-con-yogur4-ps

 

Si nos sigues hace algún tiempo, ya sea por aquí o por la redes sociales, sabrás que nos apasiona el boniato. Sobre todo en esta época que es cuando mejor están.

Es rara la semana que no lo tomamos algún día y por eso siempre andamos probando cómo y con qué combinarlo. Lo que en un principio parecía una mezcla atrevida, al mezclarlo con yogur, ha resultado ser todo un acierto. El ácido del yogur y el limón con el sabor dulce del boniato queda genial.

Es un plato perfecto como entrante o primero, aunque como guarnición, en lugar de las típicas patatas, puede ser un acierto.

La receta es muy sencilla de preparar y si encima tienes una mandolina para cortar el boniato no te llevará más de 5 minutos tenerlo todo listo.

¡Vamos al lío!

boniato-con-yogur-ps

Boniato al horno con yogur

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 2 raciones

Ingredientes
  • 2 boniatos medianos.
  • 150 gr de yogur natural de soja sin edulcorar.
  • 200 ml de nata o crema de arroz (o de soja o almendras).
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Una pizca de pimienta blanca.
  • Sal al gusto.
Elaboración
  1. Limpia y pela los boniatos.
  2. Corta rodajas de unos 3 o 4 mm de grosor, puedes usar una mandolina para que todas salgan igual y se cocinen al mismo tiempo.
  3. Mezcla con cuidado la crema de arroz con el yogur, el zumo de limón, la sal, el aceite y la pimienta hasta que esté todo integrado y añádelo al boniato cortado.
  4. Coloca todo junto en una bandeja o fuente de horno y cocina a 180ºC durante 30 min.
  5. Cuando esté tierno al pinchar con un cuchillo o un tenedor, sácalo del horno y sirve.

 

boniato-con-yogur2-ps

 

Si quieres darle un toque especial al gratinado, puedes usar un poco de levadura nutricional. En este caso hemos preparado una especie de “queso” parmesano a base de semillas de calabaza, girasol y levadura nutricional a partes iguales. Sólo tienes que molerlo todo junto con un molinillo de café o un procesador de alimentos hasta que quede como arena fina y ya está listo para gratinar. El sabor es muy rico y si te sobra puedes conservarlo en la nevera metido en un bote hermético durante varias semanas.

También podrías usar para gratinar 2 cucharadas de pan rallado con 1/2 cucharadita de ajo en polvo y 1/2 cucharadita de perejil.

Como ves, hay más opciones aparte del queso rallado, ¿cuál es tu preferida?

boniato-con-yogur3-ps

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Patatas gajo al horno

 

patatas-gajo5-ps

 

Las patatas gustan a todo el mundo. Hoy hemos preparado estas patatas gajo con un toque de hierbas que harán la delicia de quien las pruebe.

Nosotros ya casi nunca freímos patatas en casa, optamos por hacerlas así al horno o asadas en la olla lenta. Tienen menos grasa y son igual ricas. Es una forma un poco más sana de comer patatas.

Se hacen relativamente rápido, unos 25 minutos de horneado, así que mientras preparas el resto de la comida, se van haciendo ellas solitas.

Para el rebozado, y que así queden más ricas y sabrosas, hemos usado hierbas de Provenza. Es una mezcla de hierbas que puede variar según el vendedor, las nuestras tienen tomillo, romero, albahaca, mejorana y ajedrea. Si no encuentras hierbas provenzales o no te gustan, puedes sustituirlas por cualquier otra.

Elige patatas que no sean grandes, es preferible pequeñas o medianas y a ser posible, todas del mismo tamaño, para que al cortarlas en gajos queden todos similares y se cocinen al mismo tiempo.

Es una receta bien sencilla, con la que quedarás como un/a  rey/reina.

 

patatas-gajo-ps

Vamos con la receta:

Patatas gajo al horno

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 4 personas

Ingredientes
  • 1 kg de patatas (medianas o pequeñas).
  • 1+1/2 Cucharadas de pan rallado.
  • 1 cucharadita de hierbas de Provenza.
  • ½ cucharadita de ajo en polvo.
  • ¼ cucharadita de pimienta negra recién molida.
  • Una pizca de cayena molida.
  • 3 Cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
Elaboración
  1. Lava las patatas concienzudamente ya que las vamos a cocinar con su piel (por lo que sería recomendable que fueran eco).
  2. Sécalas y córtalas a lo largo por la mitad y luego en 4 trozos longitudinales cada una.
  3. Coloca las patatas en un bol grande y añade el aceite y la sal, mézclalas bien.
  4. Mezcla por otro lado el pan rallado con las especias e incorpóralo al bol.
  5. Mezcla muy bien hasta que veas que todas las patatas están impregnadas con el aliño.
  6. Colócalas en una bandeja de horno (puedes usar papel de horno, es más limpio y no se pegan).
  7. Distribuye por encima el resto del aliño, si ha quedado algo en el bol.
  8. Y hornea a 200ºC durante 15 minutos.
  9. Pasado ese tiempo, remueve con cuidado y hornea otros 5-10 minutos hasta que veas que están doradas por fuera pero blandas por dentro al pincharlas.

 

patatas-gajo2-ps

 

Es conveniente que todas queden bien cubiertas por el aliño, así la capa será más homogénea. Cuando se horneen, quedará bien crujiente y con mucho sabor.

 

patatas-gajo3-ps

 

Son perfectas como guarnición, aunque de aperitivo… también son un acierto.

 

patatas-gajo4-ps

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Coliflor “BBQ wings”

 

coliflor-wings5-ps

 

Hoy hemos preparado nuestra versión de la coliflor al estilo búfalo. o coliflor búfalo wings. Es un remake vegano de las alitas de pollo, que pasan a ser arbolitos de coliflor.

De tanto verlas en las redes sociales nos animamos a prepararlas, y el resultado es sorprendente. Calentitas son una delicia.

Son un picoteo ideal, por ejemplo en una cena con hummus, guacamole…Sería un formato genial para comer la coliflor bbq wings. También puede ser la guarnición de un plato principal.

La receta es muy sencilla, vamos con el paso a paso.

coliflor-wings-ps

 

Coliflor "BBQ wings"

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 4 personas

Ingredientes
  • 500 gr de coliflor.
  • 250 gr de agua.
  • 180 gr de harina de garbanzos.
  • ½ cucharadita de sal.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • 4 cucharadas de salsa barbacoa.
Elaboración
  1. Limpia la coliflor y separala en ramilletes medianos.
  2. Cocina la coliflor al vapor 3 minutos y deja que se enfríe.
  3. Mientras tanto, prepara el rebozado, mezclando la harina de garbanzo con la sal, la pimienta negra, el agua y el zumo de limón. Bate la masa para que no queden grumos. Debería quedar una masa algo más densa que el huevo batido.
  4. Prepara una bandeja con papel de horno.
  5. Cuando la coliflor esté templada o fría, sumerge cada trozo en el rebozado para que quede bien impregnado por todos sitios. Deja que caiga el exceso y colócalos en la bandeja.
  6. Hornea a 200ºC durante 10 o 15 minutos.
  7. Dales la vuelta cuando haya pasado la mitad del tiempo y continúa hasta que esté cuajado el rebozado y dorado.
  8. Pincela cada trozo de coliflor con salsa barbacoa por todos los lados y vuelve a hornear otros 10 minutos.
  9. Deja templar antes de servir.
  10. Decora con perejil fresco picado y tu salsa favorita.

 

coliflor-wing3-ps

 

A pesar de que la coliflor es una hortaliza que no suele gustar a todo el mundo, te animamos a que la pruebes preparada de esta manera. Está muy sabrosa y es un formato muy divertido. Aunque de todas formas, nuestra receta preferida con coliflor sigue siendo esta.

Como la salsa BBQ que hemos usado es bastante picante, hemos acompañado estas “wings” con una salsa de yogur natural de soja, mostaza, zumo de limón y sal. Perfecta para suavizar el picor y queda genial por el toque ácido.

 

coliflor-wings4-ps

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Pan de leche vegano

 

pan_de_leche4_ps

 

¿Hay algo que huela mejor que el pan recién horneado?

En casa nos encanta hacer pan casero. Intentamos comprarlo lo menos posible porque no nos resulta fácil encontrar buen pan de calidad cerca de donde vivimos.

Por otro lado, hacerlo tu mismo te permite controlar los ingredientes y su calidad. En este post ya te contábamos como empezar a prepararlo tu mismo.

Elegimos una buena harina, puede ser integral o blanca, pero intentamos que sea ecológica y si usamos harina blanca procuramos que el grado de extracción sea alto (esto indica la cantidad de harina que se obtiene del cereal, y por tanto, cuanto se le ha retirado). Solemos usar las harinas de Rincón del Segura que garantizan que a pesar de ser harina blanca, aún mantiene el germen del trigo.

Los panes con este tipo de harina no son tan blancos ni tan finos pero tienen mucho sabor.

La harina de fuerza que para este pan es muy interesante, casi necesaria, es una harina con más gluten. Esto hará que la miga sea más elástica y para panes con ingredientes extra como azúcar o grasas viene muy bien.

Pero si usas solamente harina de fuerza puede que el pan quede más soso (al tener más gluten) por lo que puede resultar apropiado combinar harina de fuerza con otras harinas con menos gluten o con harinas integrales. Esto ayudará a que el pan integral crezca un poquito más.

 

pan_de_leche2_ps

 

En esta pan de leche, utilizamos varios ingredientes como la panela, el aceite y la bebida de soja que hacen que con una parte de harina de fuerza crezca mejor.

En cuanto a la levadura, hace tiempo que utilizamos levadura seca de panadero. Hay varios motivos por los que preferimos esta levadura en lugar de la fresca.

Primero porque tenemos siempre sobres listos para hacer un pan cuando lo necesitamos.

La levadura fresca, está fresca y por lo tanto hay que conservarla en la nevera por un tiempo determinado y a nosotros siempre se nos estropeaba de una vez para otra. Y además,  donde vivimos no la tenemos siempre al alcance.

Aunque personalmente preferimos el pan integral, básico o con semillas, este pan de leche es perfecto para hacer tostadas o para sandwiches. Es dulzón, muy tierno y firme, una alternativa perfecta al pan de molde.

Además es muy sencillo de hacer, ya verás.

 

Pan de leche vegano

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 900 gr

Ingredientes
  • 325 gr de bebida de soja.
  • 10 gr de sal.
  • 30 gr de panela.
  • 40 gr de aceite de coco fundido (o de oliva).
  • 200 gr de harina de fuerza.
  • 300 gr de harina integral tamizada (con un colador, solo para retirar parte del salvado más grueso, guárdalo para otra receta).
  • 7 gr de levadura seca de panadería (1+1/2 cucharadita).
  • PARA PINTAR EL PAN:
  • ½ cucharadita de sirope de agave.
  • 1 cucharadita de bebida de soja.
Elaboración
  1. Si utilizas panificadora, introduce todos los ingredientes salvo el agave y la cucharadita de bebida de soja que utilizaremos para pintar el pan. Mantén el orden para ponerlos en la panificadora y programa la opción de amasado y levado. En la nuestra tarda 1 hora y 20 minutos aproximadamente.
  2. En caso contrario, coloca en un bol los ingredientes secos y mézclalos bien.
  3. Haz un pequeño hoyo en el centro y añade la bebida de soja y el aceite.
  4. Ve introduciendo la harina de alrededor dentro del pozo con los líquidos para que se vaya empapando.
  5. Cuando la harina vaya absorbiendo la humedad puedes sacar la masa a una superficie lisa y ligeramente enharinada.
  6. Amasa estirando y enrollando para que el gluten se desarrolle correctamente.
  7. Al cabo de 10 o 15 minutos, la masa debería estar bien elástica, blanda y no tendría que pegarse a las manos.
  8. Es el momento de dejarla reposar. Unta con aceite un bol y déjala descansar durante 1 hora aprox, hasta que haya duplicado su volumen. Tápalo con un film transparente para que no se reseque la superficie.
  9. Tanto si has usado panificadora como si no, a partir de aquí es igual en ambos casos.
  10. Coloca la masa de nuevo en la encimera con un poco de harina para evitar que se pegue.
  11. Desgasifica ligeramente con los dedos para formar un rectángulo.
  12. Enróllalo sobre sí mismo apretando el filo de la masa con los dedos para que se pegue al final de cada vuelta hasta que quede un rollo de masa de unos 25 cm.
  13. Engrasa un molde para pan de molde o cake con aceite de coco, aceite o margarina vegana y deja que la masa vuelva a duplicar su volumen tapada con un paño húmedo, esta fermentación debería ser bastante más rápida, unos 20 minutos o media hora porque la levadura está muy activa.
  14. Mientras tanto, calienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  15. Introduce el molde en el horno cuando el pan esté listo y cocina durante 40 minutos a media altura, pero vigila que la superficie no está demasiado cerca del grill. Si fuera así, puedes usar un papel de aluminio para protegerlo por encima.
  16. Realiza a lo largo del pan un corte de medio centímetro de profundidad justo antes de meterlo en el horno.
  17. Al cabo de media hora, abre el horno y pincela la superficie con el ágave mezclado con la cucharadita de bebida de soja y vuelve a cocinar otros 5 minutos vigilando que no se queme.

 

La mejor forma de comprobar si el pan está bien cocido por dentro es utilizar un termómetro sonda (éste es el nuestro)  y verificar que el interior alcanza al menos 92ºC. Otra forma es golpear la base del pan y que suene hueco, pero al utilizar un molde no es una buena idea.

 

pan_de_leche_ps

 

Si prefieres formar una barra o no tienes un molde para pan apropiado, solo tendrás que dejarlo levar la primera vez y cuando lo enrollas sobre sí mismo, dejarlo reposar sobre un papel de horno en una bandeja para que cuando haya crecido por segunda vez, solo tengas que deslizarlo, con papel incluido, a la bandeja del horno caliente.

Para hacer bollos más pequeños, divide la masa tras el primer levado en 10 o 12 partes y forma una bolita con cada una. Deja que la masa se relaje 5 minutos tapada para poder trabajarla mejor. Aplasta cada bola y enrollala sobre sí misma para formar un bollo o torpedo pequeño. Asegúrate de que la última vuelta queda bien sellada y deja que vuelva a crecer por segunda vez tapada con un paño ligeramente húmedo o con un film transparente. Reduce el tiempo de horneado, con 12-15 minutos puede ser suficiente.

 

pan_de_leche3_ps

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Veganesa o mayonesa vegana

 

veganesa2-ps

 

La receta de hoy es de las extra-rápidas. Sólo 5 minutos, o incluso menos.

Te vamos a enseñar cómo hacemos nuestra veganesa (mayonesa vegana) o sojanesa (porque la hacemos con soja).

Hemos intentado hacerla con otras bebidas vegetales pero no sale directamente o si sale, no funciona tan bien. El motivo es porque la soja tiene lecitina que ayuda como emulsionante entre la bebida de soja y el aceite. Hemos probado incluso a prepararla con otra leche vegetal y añadir lecitina de soja pero el resultado, aunque ligado, no aguantaba mucho y la textura no nos gustó nada de nada.

Como verás en los ingredientes, 2/3 de la salsa son aceite, por lo que es muy calórica y habrá que tomarla ocasionalmente.

 

veganesa-ps

 

Veganesa o mayonesa vegana

Tiempo de preparación: 

Total: 

Raciones: 300 ml

Ingredientes
  • 100 ml de bebida de soja neutra.
  • 200 ml de aceite de girasol (de buena calidad).
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • Sal al gusto.
Elaboración
  1. Pon los ingredientes todos juntos en un vaso de batidora.
  2. Coloca el brazo de la batidor a en el fondo y si tiene regulador de velocidad, ajusta a velocidad mínima.
  3. Muy despacio y sin mover el vaso ni la batidora comienza a triturar.
  4. Enseguida verás como comienza a mezclarse y a cambiar la textura.
  5. Incluso notarás que el sonido al batir cambia y se vuelve más grave al mezclarse los dos líquidos y cambiar la densidad.
  6. Cuando veas que comienza a emulsionar, puedes empezar a mover con cuidado la batidora para ayudar y que se mezcle del todo.

 

Si con estas proporciones, notas que la veganesa queda demasiado compacta y espesa, puedes añadir una cucharada de bebida de soja adicional y seguir batiendo. Ésto hace que se vuelva más líquida.

Y si por el contrario, crees que está aún demasiado ligera, añade más aceite.

Puedes jugar con las cantidades de ambos, manteniendo la proporción y aumentarás la cantidad total de veganesa.

Si sigues estas indicaciones, no es habitual pero incluso a nosotros, se puede cortar. Esto no significa que la veganesa se “haya puesto mala”, solamente que no se han mezclado correctamente el aceite y la bebida de soja y no ha emulsionado. Estamos acostumbrados a hablar de leche cortada cuando se estropea y puede que al hablar de mayonesa cortada entendamos lo mismo, pero no es así.

Si te pasara esto, no la tires. Comienza de nuevo en otro recipiente pero con muy poca cantidad, la suficiente para que cubra las hélices de la batidora y pueda mezlcar correctamente. Cuando notes que ha ligado, ve añadiendo muy poco a poco la mezcla anterior, la que se había cortado y sigue batiendo para que se vaya integrando. Controla la textura de la veganesa y si ves que no es como te gusta añade más bebida de soja para aligerar y aceite para endurecer como te he contado antes.

El único problema que puedes tener si te pasa esto es que puedes acabar con mucha cantidad de veganesa de golpe.

Si es así no te preocupes, en la nevera aguanta bastante bien. Al menos una semana sin problema, siempre y cuando esté bien cerrado.

Un detalle importante para que salga bien, es la batidora. Después de muchos años haciendo veganesa (incluso antes de ser vegetarianos ya la hacíamos con leche) hemos utilizado muchas batidoras distintas y aunque con un poco de maña te apañas con cualquiera, es verdad que aquellas que tienen orificios en la parte del brazo que cubre las aspas son las que mejor funcionan en este sentido. Estos orificios permiten que la soja y el aceite entren separados y salgan mezclados mediante un flujo constante sin necesidad de mover el brazo. Mientras que si no los tiene, puede que solo mezcle lo que tiene dentro, en las aspas, y no sea tan sencillo. Tendrás que mover la batidora casi desde el principio y esto puede hacer que se corte con más facilidad. De todas formas, antes de nada prueba la tuya, no vayas a tirarla. Por otro lado, si además puedes ajustar a velocidad lenta hasta que liga y después un poco más rápida, ya sería perfecta.

Otra de las ventajas de esta versión es que no existe peligro con la salmonella. Ya que ninguno de los ingredientes que usamos es probable que la contengan por sí mismos.

Para darle un toque más auténtico y con más sabor, puedes añadir al final una o dos cucharadas de aceite de oliva. Tendrá más color y un sabor más fuerte sin ser demasiado intenso.

veganesa3-ps

La veganesa o sojanesa, es una salsa que admite muchas variaciones. Te contaremos como preparar  un alioli y una salsa rosa.

Los ingredientes del alioli o allioli clásico son el ajo y el aceite. Sin huevo, leche o leche de soja. Se hace en un mortero grande y a mano, moviendo poco a poco y con un hilo muy fino de aceite. El sabor es muy intenso debido al aceite de oliva y al ajo. La versión que te enseñamos debería llamarse mejor ajonesa porque en realidad es una veganesa con ajo, pero es más rápida, suave y práctica porque para un auténtico allioli hay que tener maña, paciencia y mucha muñeca. Para prepararlo necesitarás:

  • 200 ml de aceite de girasol (si lo quieres con un sabor intenso usa un aceite de oliva suave).
  • 2 dientes de ajo.
  • 100 ml de bebida de soja neutra.
  • sal al gusto.

Coloca en el vaso de la batidora los ajos pelados junto con el aceite y tritura completamente hasta que no haya ningún trozo. Entonces añade la bebida de soja y la sal y continúa batiendo según las indicaciones de la veganesa, con el brazo quieto en el fondo y cuando ligue, muy despacio de arriba a abajo.

Para una salsa rosa, puedes continuar con la base de la veganesa. Cuando haya ligado y esté homogénea, añade:

  • 2 cucharadas de salsa de tomate frito.
  • 1 cucharadita de Coñac.
  • Zumo de media naranja.

Si no quieres que te quede demasiado ligera, puedes preparar la veganesa un poco más compacta de lo habitual, añadiendo un poco más de aceite de girasol, así cuando añadas los ingredientes extra que son líquidos no aligerarán demasiado la salsa. Es perfecta para cocktail, sandwiches  y bocatas, o lo que te apetezca.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Tortillitas de champiñón y ajetes

 

tortillitas-de-ajetes-y-champi2-ps

 

Hoy venimos con una receta supersencilla. Tiene pocos ingredientes, es muy fácil de elaborar y se prepara en un pis-pas.

Son unas tortillitas de champiñón y ajetes (o ajopuerros). Realmente puedes usar las verduras que mas te gusten aunque te recomiendo este relleno.

Este plato es perfecto como entrante o aperitivo así como primer o segundo plato. Y para que sea de 10, te enseñaremos a preparar una salsa súper buena y muy ligera a base de yogur. ¿Te apetece?. Vamos allá con los ingredientes de un vistazo.

 

tortillitas-de-ajetes-y-champi-ps

 

Como ves, los ingredientes son bastante sencillos.

Si no te resultara fácil encontrar la harina de garbanzos, aunque ya la suelen tener en muchos supermercados, no pasa nada, usa solamente harina de trigo o espelta. Aunque sí que es verdad que al combinar las harinas de una legumbre con las de un cereal conseguimos una proteína de mayor calidad.

 

Tortillitas de champiñón y ajetes

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 6 unidades

Ingredientes
  • ½ taza de harina de garbanzos.
  • ¼ taza de harina integral de espelta (o trigo).
  • ¾ taza de agua con gas (puedes usar agua sin gas).
  • 1 cucharada de vinagre de manzana.
  • ½ cucharadita de sal marina.
  • ½ cucharadita de perejil picado.
  • 1 diente de ajo picado.
  • 1 manojo de ajetes o ajopuerros frescos.
  • 200 gr de champiñones.
  • Aceite de oliva para freír.
  • PARA LA SALSA DE YOGUR:
  • 1 yogur de soja sin azucarar.
  • 5 hojas de albahaca fresca.
  • 1 pizca de sal marina.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
Elaboración
  1. Limpia los champiñones y córtalos en láminas.
  2. Limpia los ajetes y pícalos en trozos como de 1 cm de grosor.
  3. Rehoga los ajetes con aceite de oliva hasta que comiencen a dorarse y entonces añade los champiñones. Deja que se cocine todo junto unos minutos hasta que todo esté tierno. Añade un poquito de sal y reserva.
  4. Prepara la masa de las tortillitas mezclando las harinas con la sal, el agua con gas y el vinagre. Bate hasta que tenga una textura similar al huevo batido.
  5. Incorpora el ajo picado, el perejil y las verduras rehogadas.
  6. Mézclalo con una cuchara sin batir.
  7. Prepara una sartén con aceite para freír las tortillitas.
  8. Fríe un par de minutos por cada lado a fuego medio-alto sin que se quemen y coloca en una bandeja con papel absorbente.
  9. Para la salsa, deja el yogur un par de horas escurriendo en un colador muy fino o sobre un paño fino o gasa para que escurra el líquido y quede más denso, tipo queso de untar.
  10. Coloca en un bol, el yogur escurrido, el zumo de limón y la albahaca picada, mezcla con cuidado y lista para servir.
  11. Acompaña las tortillitas con una buena cucharada de salsa y a disfrutar.

 

Para cocinar las tortillitas, tienes dos opociones, o bien freírlas en una sartén o bien si prefieres no freír, podrías hacerlas a la plancha con poquito aceite, el suficiente para que no se peguen. Si pones bastante cantidad de aceite quedarán más crujientes y a la plancha más esponjosas y tiernas. Lo dejo a tu gusto.

 

tortillitas-de-ajetes-y-champi3-ps

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.