Boniato al horno con yogur de soja

 

boniato-con-yogur4-ps

 

Si nos sigues hace algún tiempo, ya sea por aquí o por la redes sociales, sabrás que nos apasiona el boniato. Sobre todo en esta época que es cuando mejor están.

Es rara la semana que no lo tomamos algún día y por eso siempre andamos probando cómo y con qué combinarlo. Lo que en un principio parecía una mezcla atrevida, al mezclarlo con yogur, ha resultado ser todo un acierto. El ácido del yogur y el limón con el sabor dulce del boniato queda genial.

Es un plato perfecto como entrante o primero, aunque como guarnición, en lugar de las típicas patatas, puede ser un acierto.

La receta es muy sencilla de preparar y si encima tienes una mandolina para cortar el boniato no te llevará más de 5 minutos tenerlo todo listo.

¡Vamos al lío!

boniato-con-yogur-ps

Boniato al horno con yogur

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 2 raciones

Ingredientes
  • 2 boniatos medianos.
  • 150 gr de yogur natural de soja sin edulcorar.
  • 200 ml de nata o crema de arroz (o de soja o almendras).
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • Una pizca de pimienta blanca.
  • Sal al gusto.
Elaboración
  1. Limpia y pela los boniatos.
  2. Corta rodajas de unos 3 o 4 mm de grosor, puedes usar una mandolina para que todas salgan igual y se cocinen al mismo tiempo.
  3. Mezcla con cuidado la crema de arroz con el yogur, el zumo de limón, la sal, el aceite y la pimienta hasta que esté todo integrado y añádelo al boniato cortado.
  4. Coloca todo junto en una bandeja o fuente de horno y cocina a 180ºC durante 30 min.
  5. Cuando esté tierno al pinchar con un cuchillo o un tenedor, sácalo del horno y sirve.

 

boniato-con-yogur2-ps

 

Si quieres darle un toque especial al gratinado, puedes usar un poco de levadura nutricional. En este caso hemos preparado una especie de “queso” parmesano a base de semillas de calabaza, girasol y levadura nutricional a partes iguales. Sólo tienes que molerlo todo junto con un molinillo de café o un procesador de alimentos hasta que quede como arena fina y ya está listo para gratinar. El sabor es muy rico y si te sobra puedes conservarlo en la nevera metido en un bote hermético durante varias semanas.

También podrías usar para gratinar 2 cucharadas de pan rallado con 1/2 cucharadita de ajo en polvo y 1/2 cucharadita de perejil.

Como ves, hay más opciones aparte del queso rallado, ¿cuál es tu preferida?

boniato-con-yogur3-ps

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Shepherd’s pie vegano

 

shepards-pie4-ps

 

La semana pasada nos marcamos unos canelones y esta volvemos a encender el horno. Será por el frio o por la lluvia de los últimos días, pero últimamente es lo que pide el cuerpo.

Este plato lo hemos hecho muchas veces en casa, es un éxito asegurado. Esta la primera vez que lo hacemos con alubias negras. generalmente usamos soja texturizada o seitán, pero hemos querido variar para probar y casi podemos decirte que nos gusta más esta versión del shepher’s pie vegano.

El día que lo cocinamos estaba mi hermana mayor de invitada en casa y alucinó con lo rico que estaba. Creo que no tengo que decir nada más para que te animes a probar la receta.

Nosotros somos fans del boniato, así que acompañamos la patata con un boniato pequeño para hacer el puré que cubre el sofrito de verduras y alubias. Puedes hacerlo sólo con patata si lo prefieres.

 

shepards-pie-ps

 

Es un plato completo y contundente. Fácil de preparar de víspera y mantener en la nevera listo para hornear.

Te explicamos paso a paso como hacer esta deliciosa receta.

 

shepards-pie2-ps

 

Shepherd´s pie vegano

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 5 personas

Ingredientes
  • 1 kg de patatas (puedes sustituir una cuarta parte por boniatos).
  • 2 Cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
  • Una pizca de pimienta blanca.
  • Una pizca de eneldo.
  • PARA EL RELLENO:
  • 2 cebollas.
  • 2 ramas de apio.
  • 1 zanahoria grande.
  • ½ pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 5 champiñones.
  • ½ kg de tomates maduros pelados.
  • ½ vaso de vino tinto.
  • 1 taza de guisantes congelados o frescos.
  • ½ taza de judías verdes.
  • 2 tazas de alubias negras cocidas.
  • 1 Cucharada de pimentón.
  • Sal al gusto y aceite de oliva.
Elaboración
  1. Pela y pica muy fina la cebolla.
  2. Pela la zanahoria y córtala en rodajas finas.
  3. Lava los pimientos y pícalos en dados pequeños.
  4. Corta el apio en trozos pequeños y rehoga todo junto al aceite hasta que esté bien tierno.
  5. Lava y pica los champiñones y añadelos a la sartén.
  6. Escalda los guisantes y las judías verdes durante 5 minutos y añádelos al sofrito.
  7. Añade el pimentón y deja que se cocine unos segundos. Incorpora los tomates pelados y troceados.
  8. Cocina hasta que el tomate esté frito y añade el vino tinto y las alubias negras.. Deja que se evapora el alcohol y ajusta de sal.
  9. Mientras, cuece las patatas y el boniato.
  10. Antes de que se enfríe, chafalas y añade la sal, el aceite, la pimienta blanca y el eneldo.
  11. Coloca en una bandeja de horno el relleno y cubre con el puré de patatas.
  12. Cocina en el horno a media altura hasta que se dore ligeramente la superficie.

 

shepards-pie3-ps

 

La pintaza del sheperd’s pie al salir del horno es una locura. La salsa de tomate se filtró hasta la superficie y lo hacía aún más apetecible.

 

shepards-pie5-ps

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Guiso de patatas, boniatos y tofu

 

guiso-de-boniatopatata-y-tofu-2-ps

 

Como ya sabrás, en casa nos encanta el cuchareo, y aprovechando que vienen los primeros fríos después del verano, nos hemos dejado llevar por el ambiente medio otoñal y hemos hecho este guiso de patatas, boniatos y tofu.

Ya se empiezan a encontrar boniatos buenos en el mercado y en las tiendas, aunque si no te van puedes hacer el guiso solo con patatas, pero te perderás ese toque dulzón que hace que el caldito del plato esté tan delicioso.

Es una receta fácil, completa, con poquitos ingredientes y que encima puedes preparar con antelación. Nosotros la hemos hecho con nuestra slow cooker y hemos tardado unas 4 horas, pero el resultado es espectacular, las patatas se rompen menos, quedan bastante enteras pero muy muy tiernas por dentro. Si eres de los que disfrutan con un caldito espeso, puedes separar al final un par de patatas y chafarlas para darle más cuerpo al guiso.

Si quieres hacerlo en una cacerola normal, el tiempo se reduce bastante, con 20 – 25 minutos debería ser suficiente (según el tipo de patata).

Guiso de patatas, boniatos y tofu

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 4 raciones

Ingredientes
  • 5 o 6 patatas pequeñas.
  • 2 boniatos pequeños.
  • 200 gr de tofu firme,nosotros hemos usado ahumado.
  • 2 pimientos largos rojos y 2 verdes (o ½ pimiento rojo y 1 verde).
  • 1 cebolla.
  • 2 hojas de laurel.
  • ½ cucharadita de pimentón dulce.
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo.
  • 6 - 8 bolitas de pimienta negra.
  • 1 taza de vino blanco.
  • 2 tazas de agua o caldo de verduras.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal al gusto.
Elaboración
  1. Pela y pica la cebolla.
  2. Lava los pimientos y pícalos pequeños.
  3. Calienta la olla lenta y pon el aceite, añade la cebolla, el pimiento, la pimienta negra, el laurel, sal y cocina a fuego alto durante 1 hora.
  4. Echa el pimentón, la cúrcuma, el vino y el caldo.
  5. Pela y corta las patatas de forma irregular (en cachelos) y el boniato. Incorpóralos a la olla y cocina otras 2 o 3 horas más hasta que estén bien tiernas. Añade también el tofu si es de consistencia firme, si fuera muy tierno tendrías que esperar casi hasta el final, unos 25 minutos antes de que estén las patatas, para que no se rompa demasiado.
  6. Corrige de sal si fuera necesario y sirve caliente.

 

Si no encuentras los pimientos largos frescos, seguro que puedes conseguirlos secos. Lávalos y échalos enteros a la olla.

Al final, sácalos, ábrelos, quítales las pepitas y saca la pulpa con una cuchara, mézclala con una patata y un poco de caldo, cháfalo y vuelve a añadirlo al guiso. Es una opción estupenda para los meses de invierno

 

guiso-de-boniatopatata-y-tofu-3

 

Te aseguro que la receta es muy fácil y el resultado buenísimo. Anímate a probarlo y nos cuentas tu experiencia.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Dahl de judía mungo y boniato

 

dahl

 

¡Buenos días!. ¿Qué tal has empezado el año?. Seguramente con buenos propósitos y ganas de cuidarte. Nosotros seguiremos dandote ideas para comer más sano a diario, seas vegetariano o no.

Hoy hemos preparado este delicioso dahl de judía mungo. Dahl significa legumbre partida y pelada, es típica de India.

La judía mungo es la que habitualmente llamamos soja verde, aunque no es soja. La soja es una legumbre blanca y redonda más parecida al garbanzo. Como todas las legumbres, la mungo es rica en proteínas. Al ir sin piel es muy digestiva, de hecho a muchos bebés se les empieza a dar legumbres sin piel y partidas.

A continuación puedes ver unos ejemplos de legumbres para dahl que tenemos en casa: arriba del todo está la judía mungo, en medio la lenteja coral, y abajo los garbanzos.

También hay guisantes en este formato, pero ahora mismo no tenemos en casa. Las más habituales y fáciles de encontrar son las lentejas, puedes hacer esta receta con cualquiera de ellas.

 

dahl.JPG3

 

Nosotros tenemos siempre estas legumbres en casa, pues se hacen muy rápido, las lentejas en 15 minutos o menos están listas, y enriquecen sopas de verduras de manera sencilla, sobre todo si tenemos niños pequeños en casa esto es muy interesante.

 

dahl.JPG4

En menos de media hora tendrás listo un plato completo y calentito, ahora apetece tomar platos de cuchara que nos reconforten.

El boniato le da un toque dulce delicioso, aunque si no te gusta lo puedes sustituir por patata o por cualquier otra verdura que te guste. Si es verdura de temporada mejor.

El cilantro es una hierba aromática peculiar, tiene bastantes detractores por su sabor intenso. Si no estás acostumbrado a consumirlo y quieres probarlo, incorporalo poco a poco, por ejemplo en guacamole o en guisos de este estilo. Le da un puntito refrescante y exótico, recuerda que menos es más, ¡no te pases con la cantidad!. Es como con las algas, una pequeña cantidad es suficiente.

En cualquier caso, si no te gusta el cilantro puedes sustituirlo por perejil y listo.

Dahl de judía mungo y boniato

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 3

Ingredientes
  • 250 gr de judías mungo peladas y partidas (dahl).
  • 1 puerro.
  • 2 ramas de apio.
  • 1 boniato grande o 2 pequeños.
  • 1 tomate maduro.
  • ½ calabacín.
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.
  • ½ cucharadita de comino en polvo.
  • Sal al gusto.
  • Aceite de oliva.
  • Cilantro fresco.
Elaboración
  1. Limpia el puerro y el apio.
  2. Pícalos en trocitos pequeños y rehógalos con el aceite en una cacerola, hasta que esté tierno. Entonces, añade las especias y espera a que se cocinen 1 minuto sin parar de remover.
  3. Por otro lado, lava muy bien las judías mungo.
  4. Cuando hayas terminado, añade el boniato, pelado y cortado en trozos grandes a la cazuela, junto con el resto de verduras. Incorpora el dahl y añade agua hasta cubrir. Cuando comience a hervir, baja el fuego y cocina durante 20 - 25 minutos, vigila que no se consuma el caldo, si fuera necesario, añade algo más de agua.
  5. Para decorar, puedes picar un poquito de cilantro fresco y añadirlo por encima.

Este es un plato rápido, económico y sin gluten. Muy nutritivo para toda la familia. Te animamos a probarlo, seguro que repites.

 

dahl.JPG2

 

Y antes de despedirme, te quiero invitar a leer el artículo que he escrito para ayudarte a tener éxito en tus buenos propósitos este año. Lo puedes leer AQUÍ. Está en mi web www.estelanieto.com, por si aún no la conoces.

 

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Tarta vegana de algarroba y boniato.

 

tarta algarroba y boniato tercera

Tarta vegana de boniato y algarroba.

¡Buenos días!. Feliz inicio de semana. Vengo con las pilas cargadas después de un fin de semana mágico. Aprovechando que se celebraba Biocultura en Madrid, hemos organizado un encuentro muy especial. Desde hace tiempo nos une una relación de amistad a varias blogueras vegetarianas, y hemos dado el salto de la pantalla a la realidad.

 

quedada

 

No pudimos contar con la compañía de Alba (Mi vida con un vegano), pero la tuvimos presente constantemente. Si virtualmente ya son geniales, en persona son aún más entrañables si cabe. Seguramente ya conozcas sus blogs, pero si no es así, ¡corre a leerlos!.

quedada paseo

 

Ha sido un fin de semana tan dulce, que hoy pegaba una receta como esta. Se trata de una tarta de algarroba y boniato. Hace unas semanas a Iván le encargaron una tarta para una bebita que cumplía su primer año, y su tía quería un dulce sano que pudiera disfrutar la pequeña.

El resultado es esta tarta. En lugar de cacao lleva algarroba que no es estimulante. No lleva azúcar, sino sirope de ágave. La cobertura está hecha con boniato que le da un dulzor muy interesante. Quedó deliciosa.

A la cumpleañerita le gustó mucho su tarta y al resto de la familia también.

Quizás te plantees si es conveniente darte dulce o postres a los niños y bebés. En casa somos de la opinión de no prohibir (sólo excluímos lo que no es vegano, claro), y más si es algo que nosotros comemos. ¿Qué le transmitimos a nuestro hijo si nos ve comer bizcocho y a él se lo negamos?. Seguramente cuando crezca tendrá ansia por comer eso precisamente. Así, lo que hacemos es preparar dulces caseros, lo más sanos posibles y de manera esporádica. No por rutina. Los comemos en familia, y disfrutamos el momento. Obviamente no me refiero a darle dulces a un bebé de 7 meses… nosotros esperamos al añito.

Si quieres darle algo dulce a tu hijo prueba a ofrecerle compota de frutas naturales hecha por ti, pasas y fruta fresca. ¡Sencillo, sano y les encanta!.

Vamos a ver como se hace esta receta…

 

tarta algarroba boniato primera

En una alimentación variada y saludable los dulces también tienen su lugar.

 

Ingredientes:

Para el bizcocho de algarroba:

–  1 + 1/4 Taza de harina.

– 1/3 Taza de algarroba en polvo.

– 1/2 Taza de sirope de ágave (o melaza de arroz).

– 1/2 Taza de bebida vegetal.

– 1/3 Taza de aceite de girasol (o de coco).

– 1 pizca de sal.

– 1 Cucharada de levadura Royal (o polvo de hornear).

– 1 Cucharada de vinagre de manzana.

Para la crema de boniato:

– 175 gr de boniato cocido al vapor.

– 100 gr aceite de coco de primera presión en frío y ecológico.

– 2 Cucharadas de sirope de ágave.

– 1/2 Taza de bebida vegetal.

– 2 cucharaditas rasas de agar agar.

– 1 cucharadita de esencia de vainilla.

 

Elaboración:

El bizcocho:

Precalentamos el horno a 200ºC.

Tamizamos la harina y la algarroba para que no queden grumos y el pastel quede más esponjoso. Incorporamos al bol los demás ingredientes secos y lo mezclamos muy bien. Después añadimos los ingredientes líquidos, mejor si la leche vegetal está tibia. Mezclamos con una varilla, si puede ser eléctrica, mejor.

Preparamos un molde de horno, y lo pincelamos con aceite de coco. Introducimos la masa en el molde y lo llevamos al horno a media altura.

Bajamos la temperatura a 180ºC y dejamos solo el calor abajo para que no se seque por arriba y no se resquebraje la superficie.

Hornear 30 minutos o hasta que veamos que a pinchar el bizcocho, el palillo sale seco y limpio.

 

La crema:

Pelamos los boniatos y los cortamos en trozos, los cocemos al vapor durante 15 minutos hasta que veamos que están tiernos. Los hacemos puré cuando están calientes (porque es más fácil) y reservamos.

Si hace frío y el aceite de coco está sólido, lo ponemos al baño maría para que se funda.

Ponemos en la batidora el aceite de coco, el boniato, el sirope de ágave y la esencia de vainilla, y trituramos hasta tener una crema muy fina.

Por otro lado, ponemos en un cazo la leche vegetal y cuando hierva, añadimos el agar agar, dejamos cocinar durante 3 minutos y echamos el contenido de la batidora. Lo mezclamos muy bien y dejamos que vuelva a hervir. Apartamos del fuego y dejamos que se enfríe.

Una vez que está fría la crema, veremos que se ha espesado bastante, podemos batirla con una varilla para que quede más cremosa.

Nota:

Añadirle agar agar es opcional, el alga nos aportará mucha más consistencia, yo se la añado porque así se puede incluso decorar la tarta con una manga pastelera, cosa que sería imposible si no tuviera el agar. Si decidimos no echársela, el resultado será una crema muy suave que tendremos que dejar reposar más tiempo en la nevera, así ganará cuerpo.

 

Finalmente, una vez que el bizcocho está totalmente frío (mejor si lo hemos tenido una hora en la nevera), lo cortamos por la mitad con un cuchillo de sierra separando dos capas. Cubrimos la capa inferior con parte de la crema, lo tapamos con la otra mitad y cubrimos de nuevo toda la tarta con el resto de crema de boniato.

Podemos reservar una parte de crema para decorarlo. Si queremos un poco más de contraste, a esta parte podemos añadirle unas cucharadas de algarroba en polvo (tamizada para que se integre mejor) y decorarlo con manga pastelera.

Dejar reposar la tarta en la nevera unas horas antes de servir.

 

tarta algarroba boniato tercera

Una delicia para disfrutar en familia.

Cuéntame, ¿te ha gustado esta receta?. Nos encantaría saber tu opinión 🙂

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Estofado de verduras al tomillo.

 

estofadodulce1

Estofado de verduras dulces.

Este año estamos utilizando muchísimo los productos de temporada: setas, boniatos, chirivías, castañas… Me encanta ese dulzor natural que le aportan a los platos.

En esta receta utilizamos verduras de raíz. Desde que hacemos nuestros pinitos en la cocina energética, son habituales en nuestra despensa. Zanahorias, chirivías, nabos, cebollas… se utilizan de mil maneras y como base de multitud de platos sencillos.

Estas verduras de raíz tienen en nosotros un efecto de concentrar la energía, dándonos aplomo y reforzando nuestra salud. Siempre que sea posible recomendamos comprar verduras ecológicas. Nuestro proveedor es Ecojarama, que distribuyen en Madrid.

El estofado de hoy me parece una buena opción para cenar. También lo puedes tomar como guarnición,por ejemplo con unos filetes de seitán, una legumbre, o como primer plato.

Cocina sencilla, sana, barata y sabrosa. ¿ Quieres saber cómo se hace?. Pues sigue leyendo…

 

estofadodulce4

Un plato propio del otoño.

 

Ingredientes:

Salen 2-3 raciones.

– 1 chirivía grande.

– 2 zanahorias.

– 1 boniato.

– 2 puerros.

– 4 Cucharadas de aceite de oliva.

– Sal marina al gusto.

– 1 ramita de tomillo.

– 100 ml de vino blanco.

– Agua.

 

estofadodulce2

Chirivía: excelente para bajar la tensión arterial, mejora el reuma, la fiebre y la retención de líquidos.

 

Elaboración:

Pelamos y cortamos en trozos grandes la chirivía, el boniato y las zanahorias. Limpiamos muy bien el puerro, quitando las hojas más duras y parte de las hojas verdes, luego hacemos 2 cortes en la zona del tallo longitudinalmente, de forma que podamos limpiar la tierra que haya entre las hojas. Los cortamos en rodajas gruesas, de 1-2 cm.

Ponemos a calentar el aceite en una cazuela y añadimos las verduras según su dureza, así que lo primero que pondremos será la zanahoria y la chirivía. Dejamos cocinar por 5 minutos y cuando se vayan ablandando, incorporamos los puerros y el boniato.

Dejamos cocinar otros 5 minutos más removiendo de vez en cuando para que no se peguen. Echamos el vino blanco y dejamos que se evapore completamente el alcohol, removiendo durante 2 minutos.

Añadimos la ramita de tomillo y  agua hasta que cubra un dedo por encima de las verduras. Lo dejamos cocer a fuego medio durante 20 – 25 min o hasta que veamos que las verduras están tiernas.

Transcurrido este tiempo, corregimos de sal. El caldo se habrá reducido a la mitad, si no es así siempre podemos sacar la salsa y reducirla un poco más en un cazo.

 

 

estofadodulce3

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Tarta vegana de boniato.

 

boniato primera

Tarta vegana de boniato.

 

El protagonista de la receta de hoy es el boniato. También llamado batata o camote. 

Se trata de un alimento fascinante, que se puede consumir tanto en preparaciones saladas como dulces.

Entre sus propiedades destaca ser fuente de betacaroteno, por lo que mantiene tu piel estupenda, así como la vista. No pueden faltar en tu alimentación los alimentos de color naranja: boniato, calabaza, zanahorias…

Me parece ideal para niños, por su suavidad y fácil digestión. Su sabor delicado hace que los pequeños lo tomen muy contentos. Además es un carbohidrato saludable, que proporciona energía, si haces deporte también te interesa tomarlo.

Lo puedes tomar simplemente asado al horno, y es una delicia, pero en esta ocasión hemos preparado una tarta dulce de boniato.

Es bastante sencilla de hacer, y se puede tomar como merienda, postre, desayuno… Ayer mismo fue la cena de Antu, que andaba molesto con la boca porque le está saliendo un premolar y fue lo único que quiso tomar. Si se lo ofreces a niños pequeños, mejor quítale la almendra antes.

Para prepararla hemos utilizado los boniatos de Ecojarama, tienen dos variedades a elegir, los más chiquititos quedan ideales y se asan rápido al horno.

¡Vamos con la receta!.

 

boniato segunda

Un plato completo por el aporte proteíco del tofu.

 

 

Ingredientes:

– 1 lámina de pasta quebrada o pasta brisa.

– 1 kg de boniatos.

– 125  ml de leche vegetal.

– 200 gr de tofu natural.

– 70 gr de sirope de ágave o al gusto.

– 1 cucharadita de canela en polvo.

– 1/2 cucharadita de jengibre en polvo.

– 1 cucharadita de esencia de vainilla.

– Almendras laminadas (para decorar).

– Una pizca de sal.

 

Elaboración:

Lo primero es asar los boniatos al horno. Se lavan muy bien para quitarles los restos de tierra que puedan tener, se secan y se colocan en una bandeja. Los hornearemos a 180ºC hasta que al pincharlos con un cuchillo estén tiernos por dentro. Sobre 45 minutos.

Una vez asados, los dejamos enfriar un poco para pelarlos y que no nos quememos. Sacamos toda la carne de los boniatos y la trituramos con el resto de ingredientes, salvo las almendras. Batimos hasta obtener una crema fina.

Si lo prefieres y tienes tiempo, puedes prepar tu mismo/a la masa quebrada, te dejo las indicaciones en esta receta. Si o puedes o no te apetece, también puedes comprar una masa ya hecha, en este caso, no he podido prepararla así que la he comprado. Extendemos la lámina de pasta quebrada en un molde apto para horno. Si sobra masa por los bordes, no importa, luego la doblaremos hacia dentro.

Colocamos el relleno encima de la masa y cerramos los bordes hacia adentro por encima de la crema, con un poco de maña conseguiremos que los pliegues queden bonitos si los doblamos todos en el mismo sentido.

Ponemos almendras laminadas encima de la parte que se ve de crema y horneamos durante 30-40 min a 200ºC en la parte de abajo. Si vemos que la masa se tuesta por encima pero la parte de abajo aún está cruda, podemos tapar la superficie con un papel de aluminio para que la proteja mientras termina de cocinarse el resto.

Es importante que la dejemos al menos templar sino enfriar del todo, así cogerá un poco más de consistencia y cuerpo.

 

boniato tercera

 

 

¡Feliz fin de semana!.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.