Fish and chips vegano

fish-and-chips3-ps

 

Hace unas semanas, el hermano de Iván vino a visitarnos. Vive desde hace años en Escocia y su visita nos hizo recordar un viaje que hicimos con él hace tiempo por las Highlands. Entonces aún no eramos veganos y fue cuando probamos por primera vez el fish and chips.

La receta original básicamente consiste en un filete de pescado rebozado y acompañado de patatas fritas. Pero nunca se nos había ocurrido hacer una versión vegana hasta ahora.

En esta adaptación hemos sustituido el pescado por tofu cortado en filetes irregulares de forma que no se reconozca la forma cuadrada original. Para aportarle un sabor intenso a mar hemos usado alga nori, tanto para pegarle una falsa piel como para espolvorear alga tostada y molida y le de más sabor.

Y con las chips, no hemos podido resistirnos a hacerlas con boniato. Están en la mejor época y he de confesar que  en bastones y al horno nos vuelven locos.

 

fish-and-chips-ps

 

Es una receta sabrosa y sencilla, ¡ya verás!

 

Fish and chips vegano

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 8 o 10 filetes

Ingredientes
  • 300 gr de tofu.
  • 200 gr de harina.
  • 220 gr de agua con gas.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (Royal).
  • 2 láminas de alga nori.
  • 1 limón.
  • 2 boniatos.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite para freír.
  • Lechuga para acompañar.
Elaboración
  1. Escurre el tofu y sécalo con papel absorbente o un paño limpio.
  2. Corta el tofu en filetes con forma irregular con un cuchillo. De forma que no se reconozca la forma original rectangular.
  3. Corta una de las láminas de alga nori en trozos aproximados del tamaño del tofu.
  4. Mientras tanto sobre una llama la otra lámina de nori. No debe quemarse, solamente se arrugará un poco y se volverá más crujiente. Así solo tendrás que triturarla con las manos para volverla casi polvo.
  5. Por un lado de cada filete de tofu, pega un trozo de lámina de nori. Solo tendrás que sujetarlo un poco al principio, luego la humedad del tofu hará que se pegue por sí misma.
  6. Por el otro lado, espolvorea con abundante nori tostada.
  7. Deja reposar el tofu con la lámina de alga hacia abajo.
  8. Precalienta el horno a 200ºC. Pela y corta el boniato en bastones largos y colócalos en una bandeja apta para horno.
  9. Añade por encima un poquito de sal, pimienta negra al gusto y un chorrito de aceite.
  10. Preparemos el rebozado.
  11. Mezcla en un bol grande 150 gr de harina con la cucharadita de sal y la levadura. Mezcla bien y añade el agua con gas muy, muy fría.
  12. Pasa cada lámina de tofu por la harina restante para sellar y que se adhiera bien el rebozado.
  13. Pasa de uno en uno los filetes de tofu por el rebozado.
  14. Con el aceite caliente, fríe cada trozo de tofu hasta que esté ligeramente dorado.
  15. Sácalo a un plato con papel absorbente para eliminar la mayor cantidad de aceite posible.

 

fish-and-chips2-ps

 

Cuando pegues el alga nori al tofu, no es necesario que quede cubierto completamene ni tampoco que recortes con una tijera. El alga tiene que hidratarse y variará de tamaño.

El rebozado va a formar una cobertura crujiente y gruesa.

Para acompañar, queda especialmente bien con veganesa, te dejamos la receta aquí y con un chorro bien generoso de limón.

Tampoco podía faltar algo fresco y crudo. Unos cogollos con sal, aceite y zumo de limón

 

fish-and-chips5-ps

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Quiche ratatouille

 

quiche-ratatouille4

 

Esta receta surgió del deseo de comer ratatouille y aprovechar una lámina de pasta brisa que estaba triste en la nevera.

Mis dos hermanas viven en Francia, y el ratatouille es un plato típico de la gastronomía francesa. La última vez que estuvimos allí lo preparamos, aquí te contamos como lo hicimos paso a paso.

Hoy hemos preparado otra versión, cortando la verdura en láminas en lugar de en dados. Es una forma muy ligera de comer quiche, que nosotros solemos hacer utilizando tofu.

El toque del ajo laminado le va genial, al hornearse se torna crujiente.

La elaboración no tiene ninguna complicación, sólo tienes que cortar la verdura fina y homogénea para que quede rico y bonito. Si el cuchillo no es lo tuyo, usar una mandolina te puede ayudar.

 

quiche-ratatouille

 

Como ves, los ingredientes son muy sencillos y se pueden encontrar sin dificultad. Si quieres que la quiche sea vegana, vigila los ingredientes de la masa quebrada para que no tenga grasas de origen animal o si tienes tiempo puedes prepararla tu mismo con 200 gr de harina, 50 gr de aceite de oliva, sal y 75 gr de agua muy fría. Mezcla rápido y amasa sin calentar, deja reposar en la nevera de nuevo. Estira la masa y colócala en el molde. Pero si tienes prisa o no te apetece amasar busca una en el supermercado.

Date un poquito de maña a la hora de colocar la verdura para que quede bien bonita. ¡Seguro que luego está más rica!

 

quiche-ratatouille2

 

Quiche ratatouille

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 6 raciones

Ingredientes
  • 2 calabacines pequeños.
  • 2 berenjenas.
  • 3 tomates de pera.
  • 1 lámina de pasta brisa (o masa quebrada).
  • Aceite de oliva.
  • Hierbas provenzales.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal marina.
Elaboración
  1. Corta con cuchillo o mandolina el calabacín, la berenjena y el tomate en láminas finas de 4 o 5 mm de grosor.
  2. Pela el ajo y córtalo en láminas.
  3. Extiende la lámina de pasta brisa para que quede del tamaño de tu bandeja. Nosotros usamos un molde redondo para quiche con el borde ondulado. Cubre la bandeja o molde hasta que suba por los lados y pincha con un tenedor la base.
  4. Salpimienta las verduras y colócalas sobre el fondo alternando láminas de tomate, berenjena y calabacín hasta que acabes con todo.
  5. Coloca las láminas de ajo entre la verdura y añade hierbas de Provenza al gusto y un chorrito de aceite de oliva.
  6. Introduce en el horno (caliente a 200ºC) durante 45 minutos a altura media hasta que la masa esté dorada y las verduras tiernas.

 

 

quiche-ratatouille3

 

Es un plato que se luce más si se toma caliente o templado para mi gusto, aunque también frío puede ser una excelente opción para llevar en tupper al trabajo o para hacer un picnic.

 

quiche-ratatouille5

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Potaje de hinojo

 

potaje-de-hinojo3

 

La temporada de potajes calentitos está abierta desde hace unas semanas. En esta ocasión hemos veganizado un plato propio de Granada, del que Iván tiene buenos recuerdos. Su “yaya Rosa” solía preparar este potaje de hinojo. Es muy sencillo hacerlo igual de rico sin necesidad de emplear ingredientes de origen animal.

Nosotros hemos utilizado nuestra morcilla vegana casera, pero puedes omitirla si no tienes a tu alcance. Esta alternativa a la carne lleva legumbre y arroz, por lo cual es una proteína completa en si misma.

Para este potaje se utilizan los brotes tiernos de hinojo, no la raíz que es la que se suele encontrar con facilidad. En la zona de Granada, es fácil encontrarlos en mercados pero fuera de allí es complicado. Así que si quieres preparar este plato tendrás que ir al campo en busca de ellos. La época en la que los podrás encontrar es entre finales del invierno y comienzo de la primavera. Y aunque no es el mejor momento, paseando hace unos días por el campo, encontramos unos brotes muy muy tiernos así que no pudimos dejar pasar esta oportunidad.

 

potaje-de-hinojo

 

Potaje de hinojo

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 5 raciones

Ingredientes
  • 400 gr de judías blancas secas.
  • 100 gr de habas tiernas (frescas o congeladas).
  • 2 patatas.
  • 1 manojo de brotes tiernos de hinojo.
  • 2 morcillas veganas (opcional).
  • 1 cebolla.
  • 1 zanahoria.
  • 1 hoja de laurel.
  • 2 clavos de olor.
  • 1 trocito de alga kombu (2x2 cm)
  • Sal al gusto.
Elaboración
  1. Remoja las judías blancas al menos durante 8 horas.
  2. Escúrrelas y ponlas en una olla cubiertas de agua fría unos 4 dedos. Añade la zanahoria, la cebolla, la hoja de laurel, los clavos y el trozo de kombu. Lleva a ebullición.
  3. Si lo haces en olla tradicional o a presión, cocina como siempre hasta que estén tiernas (20 min, aproximadamente si express).
  4. Si usas una olla lenta, tendrás que dejarlas cocer al menos 5 minutos. Luego puedes echarlo a tu slow cooker y dejar que se cocine en ALTA 2,5 horas más para que queden tiernas.
  5. Entonces, retira la zanahoria y la cebolla. Corrige de sal y añade las patatas chascadas, los brotes de hinojos cortados como en trozos de 1 cm, las morcillas y las habas.
  6. Cocina otras 2 horas en ALTA para que todo esté bien tierno o 20 minutos en olla a presión.

 

El motivo por el que, a pesar de hacer las judías en olla lenta, les damos un golpe inicial fuerte de calor en olla tradicional, es para que se elimine una lecitina que poseen algunas legumbres llamada fitohemaglutinina, sobre todo las alubias rojas. Con 5 minutos o 10 bastará.

Entonces las echas en tu olla lenta y a cocer a baja temperatura. Como la slow cooker alcanza 90-100ºC a lo sumo, no es suficiente para garantizar que la lecitina se haya eliminado.  Puede interesarte esta entrada pasada en la que lo explicamos con más detalle.

 

potaje-de-hinojo2

 

La próxima vez que salgas al campo, estate pendiente por si encuentras hinojo. Le dará al potaje un punto aromático espectacular, ¡verás que diferencia!

Si quieres aprender a preparar tu propia morcilla casera todavía estás a tiempo de apuntarte a nuestro taller presencial “Sustitutos vegetales de la carne” que tendrá lugar el próximo día 27 de noviembre en Talavera de la Reina.

Para más información escríbenos a: info@nutricionesencial.es

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Coliflor “BBQ wings”

 

coliflor-wings5-ps

 

Hoy hemos preparado nuestra versión de la coliflor al estilo búfalo. o coliflor búfalo wings. Es un remake vegano de las alitas de pollo, que pasan a ser arbolitos de coliflor.

De tanto verlas en las redes sociales nos animamos a prepararlas, y el resultado es sorprendente. Calentitas son una delicia.

Son un picoteo ideal, por ejemplo en una cena con hummus, guacamole…Sería un formato genial para comer la coliflor bbq wings. También puede ser la guarnición de un plato principal.

La receta es muy sencilla, vamos con el paso a paso.

coliflor-wings-ps

 

Coliflor "BBQ wings"

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 4 personas

Ingredientes
  • 500 gr de coliflor.
  • 250 gr de agua.
  • 180 gr de harina de garbanzos.
  • ½ cucharadita de sal.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • Una pizca de pimienta negra molida.
  • 4 cucharadas de salsa barbacoa.
Elaboración
  1. Limpia la coliflor y separala en ramilletes medianos.
  2. Cocina la coliflor al vapor 3 minutos y deja que se enfríe.
  3. Mientras tanto, prepara el rebozado, mezclando la harina de garbanzo con la sal, la pimienta negra, el agua y el zumo de limón. Bate la masa para que no queden grumos. Debería quedar una masa algo más densa que el huevo batido.
  4. Prepara una bandeja con papel de horno.
  5. Cuando la coliflor esté templada o fría, sumerge cada trozo en el rebozado para que quede bien impregnado por todos sitios. Deja que caiga el exceso y colócalos en la bandeja.
  6. Hornea a 200ºC durante 10 o 15 minutos.
  7. Dales la vuelta cuando haya pasado la mitad del tiempo y continúa hasta que esté cuajado el rebozado y dorado.
  8. Pincela cada trozo de coliflor con salsa barbacoa por todos los lados y vuelve a hornear otros 10 minutos.
  9. Deja templar antes de servir.
  10. Decora con perejil fresco picado y tu salsa favorita.

 

coliflor-wing3-ps

 

A pesar de que la coliflor es una hortaliza que no suele gustar a todo el mundo, te animamos a que la pruebes preparada de esta manera. Está muy sabrosa y es un formato muy divertido. Aunque de todas formas, nuestra receta preferida con coliflor sigue siendo esta.

Como la salsa BBQ que hemos usado es bastante picante, hemos acompañado estas “wings” con una salsa de yogur natural de soja, mostaza, zumo de limón y sal. Perfecta para suavizar el picor y queda genial por el toque ácido.

 

coliflor-wings4-ps

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Pan de leche vegano

 

pan_de_leche4_ps

 

¿Hay algo que huela mejor que el pan recién horneado?

En casa nos encanta hacer pan casero. Intentamos comprarlo lo menos posible porque no nos resulta fácil encontrar buen pan de calidad cerca de donde vivimos.

Por otro lado, hacerlo tu mismo te permite controlar los ingredientes y su calidad. En este post ya te contábamos como empezar a prepararlo tu mismo.

Elegimos una buena harina, puede ser integral o blanca, pero intentamos que sea ecológica y si usamos harina blanca procuramos que el grado de extracción sea alto (esto indica la cantidad de harina que se obtiene del cereal, y por tanto, cuanto se le ha retirado). Solemos usar las harinas de Rincón del Segura que garantizan que a pesar de ser harina blanca, aún mantiene el germen del trigo.

Los panes con este tipo de harina no son tan blancos ni tan finos pero tienen mucho sabor.

La harina de fuerza que para este pan es muy interesante, casi necesaria, es una harina con más gluten. Esto hará que la miga sea más elástica y para panes con ingredientes extra como azúcar o grasas viene muy bien.

Pero si usas solamente harina de fuerza puede que el pan quede más soso (al tener más gluten) por lo que puede resultar apropiado combinar harina de fuerza con otras harinas con menos gluten o con harinas integrales. Esto ayudará a que el pan integral crezca un poquito más.

 

pan_de_leche2_ps

 

En esta pan de leche, utilizamos varios ingredientes como la panela, el aceite y la bebida de soja que hacen que con una parte de harina de fuerza crezca mejor.

En cuanto a la levadura, hace tiempo que utilizamos levadura seca de panadero. Hay varios motivos por los que preferimos esta levadura en lugar de la fresca.

Primero porque tenemos siempre sobres listos para hacer un pan cuando lo necesitamos.

La levadura fresca, está fresca y por lo tanto hay que conservarla en la nevera por un tiempo determinado y a nosotros siempre se nos estropeaba de una vez para otra. Y además,  donde vivimos no la tenemos siempre al alcance.

Aunque personalmente preferimos el pan integral, básico o con semillas, este pan de leche es perfecto para hacer tostadas o para sandwiches. Es dulzón, muy tierno y firme, una alternativa perfecta al pan de molde.

Además es muy sencillo de hacer, ya verás.

 

Pan de leche vegano

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 900 gr

Ingredientes
  • 325 gr de bebida de soja.
  • 10 gr de sal.
  • 30 gr de panela.
  • 40 gr de aceite de coco fundido (o de oliva).
  • 200 gr de harina de fuerza.
  • 300 gr de harina integral tamizada (con un colador, solo para retirar parte del salvado más grueso, guárdalo para otra receta).
  • 7 gr de levadura seca de panadería (1+1/2 cucharadita).
  • PARA PINTAR EL PAN:
  • ½ cucharadita de sirope de agave.
  • 1 cucharadita de bebida de soja.
Elaboración
  1. Si utilizas panificadora, introduce todos los ingredientes salvo el agave y la cucharadita de bebida de soja que utilizaremos para pintar el pan. Mantén el orden para ponerlos en la panificadora y programa la opción de amasado y levado. En la nuestra tarda 1 hora y 20 minutos aproximadamente.
  2. En caso contrario, coloca en un bol los ingredientes secos y mézclalos bien.
  3. Haz un pequeño hoyo en el centro y añade la bebida de soja y el aceite.
  4. Ve introduciendo la harina de alrededor dentro del pozo con los líquidos para que se vaya empapando.
  5. Cuando la harina vaya absorbiendo la humedad puedes sacar la masa a una superficie lisa y ligeramente enharinada.
  6. Amasa estirando y enrollando para que el gluten se desarrolle correctamente.
  7. Al cabo de 10 o 15 minutos, la masa debería estar bien elástica, blanda y no tendría que pegarse a las manos.
  8. Es el momento de dejarla reposar. Unta con aceite un bol y déjala descansar durante 1 hora aprox, hasta que haya duplicado su volumen. Tápalo con un film transparente para que no se reseque la superficie.
  9. Tanto si has usado panificadora como si no, a partir de aquí es igual en ambos casos.
  10. Coloca la masa de nuevo en la encimera con un poco de harina para evitar que se pegue.
  11. Desgasifica ligeramente con los dedos para formar un rectángulo.
  12. Enróllalo sobre sí mismo apretando el filo de la masa con los dedos para que se pegue al final de cada vuelta hasta que quede un rollo de masa de unos 25 cm.
  13. Engrasa un molde para pan de molde o cake con aceite de coco, aceite o margarina vegana y deja que la masa vuelva a duplicar su volumen tapada con un paño húmedo, esta fermentación debería ser bastante más rápida, unos 20 minutos o media hora porque la levadura está muy activa.
  14. Mientras tanto, calienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  15. Introduce el molde en el horno cuando el pan esté listo y cocina durante 40 minutos a media altura, pero vigila que la superficie no está demasiado cerca del grill. Si fuera así, puedes usar un papel de aluminio para protegerlo por encima.
  16. Realiza a lo largo del pan un corte de medio centímetro de profundidad justo antes de meterlo en el horno.
  17. Al cabo de media hora, abre el horno y pincela la superficie con el ágave mezclado con la cucharadita de bebida de soja y vuelve a cocinar otros 5 minutos vigilando que no se queme.

 

La mejor forma de comprobar si el pan está bien cocido por dentro es utilizar un termómetro sonda (éste es el nuestro)  y verificar que el interior alcanza al menos 92ºC. Otra forma es golpear la base del pan y que suene hueco, pero al utilizar un molde no es una buena idea.

 

pan_de_leche_ps

 

Si prefieres formar una barra o no tienes un molde para pan apropiado, solo tendrás que dejarlo levar la primera vez y cuando lo enrollas sobre sí mismo, dejarlo reposar sobre un papel de horno en una bandeja para que cuando haya crecido por segunda vez, solo tengas que deslizarlo, con papel incluido, a la bandeja del horno caliente.

Para hacer bollos más pequeños, divide la masa tras el primer levado en 10 o 12 partes y forma una bolita con cada una. Deja que la masa se relaje 5 minutos tapada para poder trabajarla mejor. Aplasta cada bola y enrollala sobre sí misma para formar un bollo o torpedo pequeño. Asegúrate de que la última vuelta queda bien sellada y deja que vuelva a crecer por segunda vez tapada con un paño ligeramente húmedo o con un film transparente. Reduce el tiempo de horneado, con 12-15 minutos puede ser suficiente.

 

pan_de_leche3_ps

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Seitán con piña

 

seitan-con-pina2-ps

 

Desde hace unos meses nuestro hijo es un fan total del seitán. No siempre ha sido así, durante mucho tiempo era como si no existiera para él, simplemente lo ignoraba en el plato. Pero se lo seguimos ofreciendo y por fin ocurrió la magia. Ahora lo devora con ganas.

La receta de hoy te proponemos una mezcla bastante exótica. Unimos el seitán con piña (trata de usarla natural, no en almíbar) y una salsa alucinante con naranja y coco…para chuparse los dedos.

Ojeando un libro de cocina que teníamos en casa, encontré una receta elaborada con cerdo, piña y una salsa con naranja. A veces nos preguntáis por libros veganos, pero ya veis que la inspiración surge en cualquier sitio, y como decimos siempre: todo se puede veganizar.

Iván preparó esta versión sin carne y es una delicia. Si tienes un ratito, te animamos a hacer tu propio seitán casero: no te llevará más de 30 minutos y merece muchísimo la pena. Puedes seguir nuestra receta de seitán aquí mismo.

 

seitan-con-pina3-ps

 

Seitán con piña

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 3 raciones

Ingredientes
  • 350 gr de seitán.
  • 100 gr de piña.
  • 1 cebolleta.
  • Zumo de 1 naranja.
  • 2 cucharadas de Tamari (o salsa de soja).
  • 1 cucharadita de mostaza.
  • 2 cucharadas de aceite de coco.
  • Una pizca de pimienta blanca.
  • 200 ml de nata (o crema) de arroz (o incluso leche de coco).
  • Cilantro fresco.
Elaboración
  1. Corta el seitán en tiras y macéralo con el zumo de naranja, el tamari, la mostaza y la pimienta blanca durante 3 o 4 horas.
  2. Escúrrelo y saltéalo en una sartén a fuego fuerte con el aceite de coco.
  3. Cuando esté dorado, añade la piña cortada en trozos y la cebolleta en medias lunas.
  4. Cocina todo junto hasta que la cebolleta esté tierna.
  5. Mientras, reduce en un cazo a fuego medio el líquido de macerar el seitán hasta que se quede en la mitad.
  6. Añade la leche de coco o la nata de arroz al seitán y deja que hierva un par de minutos.
  7. Sirve el seitán en un plato hondo y añade la reducción de naranja por encima.
  8. Decora con cilantro fresco.

Este plato lo podrías servir acompañado con arroz, a nosotros nos encanta el arroz basmati integral, es súper aromático. Anímate a prepararlo y cuéntanos como te queda.

 

seitan-con-pina-ps

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Muffins de algarroba, plátano y cacahuetes

 

muffins-algarroba-y-platano2-ps

 

En nuestra casa no solamente rotamos e intentamos variar los menús de comidas y cenas, sino que también nos gusta variar en el desayuno.

Una idea genial para sustituir la bollería industrial por un dulce mucho más sano son los bizcochos o, como en este caso, los muffins.

Puedes hacerlos con manzana, chocolate, frutos rojos, zanahoria,… esta vez han caído con algarroba y plátano y al final un pequeño toque de crema de cacahuetes (es que nos encanta).

Si no te gusta la algarroba o no la encuentras a mano, puedes sustituirla por cacao puro en polvo. El resultado final no es muy diferente en ambos casos, quizas la algarroba es un poco más dulce y el cacao más amargo y un pelín estimulante.

Hemos añadido además plátano chafado, aunque si queda algún trozo un poco más grande, queda muy bien encontrarlo en el interior, parecerá que se ha fundido.

Cada día nos gusta más este formato frente al bizcocho, por ejemplo puedes llevarlo de picnic o excursión, para una merienda o media mañana fuera de casa… pero sobre todo nos encanta que se hacen muy rápido.

Son tan fáciles de hacer que algún día los hemos hecho, nada más levantarnos, para el desayuno. Puedes preparar la masa, colocarla en las cápsulas de papel y mientras se hornean tienes unos minutos para preparar el resto del desayuno, darte una ducha rápida,…

También es un formato perfecto para preparar con niños, pienso que como en realidad son mini bizcochos los ven más de su tamaño.

Vayamos con la receta sin más rodeos.

 

Muffins de algarroba, plátano y cacahuetes

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 12 uds.

Ingredientes
  • 1,5 tazas de harina integral.
  • ¾ taza de panela.
  • ¼ taza de almidón de maíz (Maicena).
  • 1 cucharada de levadura química o polvo de hornear (Royal).
  • ¼ taza de algarroba en polvo (o cacao en polvo).
  • ½ cucharadita de bicarbonato.
  • 1 taza de bebida vegetal (soja, avena, arroz,...)
  • ⅓ taza de aceite de coco fundido (puedes sustituirlo por aceite de girasol o de oliva suave).
  • Una pizca de sal marina.
  • 1 plátano chafado.
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana.
  • Mantequilla de cacahuetes.
Elaboración
  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Mezcla en un bol la harina con la panela, el almidón de maíz, la levadura, el bicarbonato y la algarroba.
  3. Añade la sal y los líquidos, la bebida vegetal y el aceite. Bate hasta que esté uniforme.
  4. Chafa el plátano, no hace falta que esté completamente hecho un puré, si queda algún trozo un poco más grande no pasa nada.
  5. Añádelo a la mezcla e incorpora el vinagre. Mezcla suavemente.
  6. Prepara una bandeja para hacer magdalenas con unas cápsulas de papel y reparte la masa en cada una sin que sobrepase los ⅔ del molde.
  7. Hornea durante 15 minutos a altura media y a 180 ºC.
  8. Pasado ese tiempo, saca la bandeja y coloca sobre cada muffin ½ cucharadita de crema o mantequilla de cacahuetes y vuelve a hornear 4 o 5 minutos.

 

muffins-algarroba-y-platano3-ps

El toque de cacahuete le va genial, se queda ligeramente tostado y un poco crujiente pero por dentro sigue cremoso. Si no tienes no te preocupes porque la receta seguirá estando riquísima. También puedes añadirlo dentro de la masa justo antes de hornear, pero puede pasar que por la diferencia de densidad de las dos partes, una de ellas se hunda y deforme la superficie del muffin.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.