Fish and chips vegano

fish-and-chips3-ps

 

Hace unas semanas, el hermano de Iván vino a visitarnos. Vive desde hace años en Escocia y su visita nos hizo recordar un viaje que hicimos con él hace tiempo por las Highlands. Entonces aún no eramos veganos y fue cuando probamos por primera vez el fish and chips.

La receta original básicamente consiste en un filete de pescado rebozado y acompañado de patatas fritas. Pero nunca se nos había ocurrido hacer una versión vegana hasta ahora.

En esta adaptación hemos sustituido el pescado por tofu cortado en filetes irregulares de forma que no se reconozca la forma cuadrada original. Para aportarle un sabor intenso a mar hemos usado alga nori, tanto para pegarle una falsa piel como para espolvorear alga tostada y molida y le de más sabor.

Y con las chips, no hemos podido resistirnos a hacerlas con boniato. Están en la mejor época y he de confesar que  en bastones y al horno nos vuelven locos.

 

fish-and-chips-ps

 

Es una receta sabrosa y sencilla, ¡ya verás!

 

Fish and chips vegano

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 8 o 10 filetes

Ingredientes
  • 300 gr de tofu.
  • 200 gr de harina.
  • 220 gr de agua con gas.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (Royal).
  • 2 láminas de alga nori.
  • 1 limón.
  • 2 boniatos.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite para freír.
  • Lechuga para acompañar.
Elaboración
  1. Escurre el tofu y sécalo con papel absorbente o un paño limpio.
  2. Corta el tofu en filetes con forma irregular con un cuchillo. De forma que no se reconozca la forma original rectangular.
  3. Corta una de las láminas de alga nori en trozos aproximados del tamaño del tofu.
  4. Mientras tanto sobre una llama la otra lámina de nori. No debe quemarse, solamente se arrugará un poco y se volverá más crujiente. Así solo tendrás que triturarla con las manos para volverla casi polvo.
  5. Por un lado de cada filete de tofu, pega un trozo de lámina de nori. Solo tendrás que sujetarlo un poco al principio, luego la humedad del tofu hará que se pegue por sí misma.
  6. Por el otro lado, espolvorea con abundante nori tostada.
  7. Deja reposar el tofu con la lámina de alga hacia abajo.
  8. Precalienta el horno a 200ºC. Pela y corta el boniato en bastones largos y colócalos en una bandeja apta para horno.
  9. Añade por encima un poquito de sal, pimienta negra al gusto y un chorrito de aceite.
  10. Preparemos el rebozado.
  11. Mezcla en un bol grande 150 gr de harina con la cucharadita de sal y la levadura. Mezcla bien y añade el agua con gas muy, muy fría.
  12. Pasa cada lámina de tofu por la harina restante para sellar y que se adhiera bien el rebozado.
  13. Pasa de uno en uno los filetes de tofu por el rebozado.
  14. Con el aceite caliente, fríe cada trozo de tofu hasta que esté ligeramente dorado.
  15. Sácalo a un plato con papel absorbente para eliminar la mayor cantidad de aceite posible.

 

fish-and-chips2-ps

 

Cuando pegues el alga nori al tofu, no es necesario que quede cubierto completamene ni tampoco que recortes con una tijera. El alga tiene que hidratarse y variará de tamaño.

El rebozado va a formar una cobertura crujiente y gruesa.

Para acompañar, queda especialmente bien con veganesa, te dejamos la receta aquí y con un chorro bien generoso de limón.

Tampoco podía faltar algo fresco y crudo. Unos cogollos con sal, aceite y zumo de limón

 

fish-and-chips5-ps

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Chutney de melocotón en slow cooker

 

chutney de melocoton ps

El chutney es una salsa típica de la cocina india hecha a base de fruta,fuertemente especiada. Se utiliza como acompañamiento o como entrante. En este caso te mostramos como queda de bien con arroz basmati integral y unas brochetas de seitán.

Se puede hacer con frutas como mango, albaricoques, manzana…Aprovechando una oferta de melocotones maduros que encontramos en la frutería hicimos unos cuantos botes de chutney. Para hacerlo hemos utilizado la olla lenta o slow cooker.

Si nos sigues en Instagram sabrás que hace un par de meses que la tenemos y estamos encantados con ella. Una olla lenta consiste básicamente en un electrodoméstico formado por dos partes, la cubeta o parte interior donde se cocinan los alimentos, que puede ser de cerámica, acero inoxidable…  y la carcasa exterior que es la parte eléctrica que calienta la cubeta interior.

Hay muchos modelos y marcas según los materiales de fabricación, el tamaño, la forma… Nosotros nos decidimos por esta olla de cocción lenta de 6,5 litros aunque si te parece muy grande también está disponible en formato 3,5 litros. Tenemos previsto comprar otra dentro de poco, ya te contaremos qué tal la nueva.

La temperatura de cocción no supera los 100ºC por lo que se mantienen mejor los nutrientes. Suelen tener dos modos de cocción, alto y bajo pero hay que tener en cuenta que los líquidos no se evaporan prácticamente por lo que deberás ajustar la cantidad de agua o caldo de tus recetas para que no queden demasiado líquidas. Si necesitas que se espese un poco, puedes terminar la cocción con la olla destapada.

Personalmente, hemos notado que el sabor de las verduras es mas intenso, las sopas quedan más sabrosas pero lo mejor es que puedes despreocuparte completamente de la comida, ya que los tiempos de cocción son largos y dado que la temperatura no es demasiado alta, aunque te pases de tiempo, la comida no se te quemará.

Como nuestra olla no es programable, hemos comprado un temporizador  para el enchufe de forma que podemos controlar la hora de comienzo y fin de funcionamiento. Aunque esto no es imprescindible, tienes que pensar que dado que algunas recetas necesitan mucho tiempo deberás estar atento para encender tu slow coocker y que la comida esté lista a la hora que necesites. No se si me he explicado bien, así que te pongo un ejemplo: unos garbanzos tardan unas 8-9 horas aproximadamente, por lo que si no te acuerdas el día anterior de cocinarlos y quieres que estén listos para las 2 de la tarde, tendrás que ponerlos a cocer 9 horas antes, y eso son… ¡las 5 de la mañana! Entiendo que levantarte a esa hora para encender la olla no es práctico pero si cuando te acuestas la dejas programada, se encenderá sola y cuando te levantes ya estarán a medio hacer.

En cuanto al consumo, porque necesita mucho tiempo, es relativamente bajo. La nuestra consume unos 300W pero es de las grandes, 6 – 8 raciones, las que son mas pequeñas tienen un consumo inferior. Para que puedas comparar, consume aproximadamente lo mismo que el frigorífico o la televisión. Hemos comprobado una diferencia notable con las legumbres, quedan más enteras, no se rompen pero por dentro están más cremosas. Unas lentejas las hacemos en 6-7 horas y unos garbanzos en 8-9. Usamos menos aceite para cocinar sin que se peguen los alimentos. De momento la hemos usado para hacer sopas, legumbres, seitán, sofritos, pisto, mermeladas, patatas asadas, bizcocho… y el resultado ha sido estupendo.

 

chutney de melocoton2 ps

 

Chutney de melocotón en slow coocker

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 2 - 3 botes

Ingredientes
  • 1 kg de melocotón limpio de piel y hueso.
  • 250 ml de vinagre de manzana.
  • 100 gr de panela.
  • 1 + ½ cucharaditas de curry en polvo.
  • ½ cucharadita de canela.
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1 rama de canela.
  • ½ cm de jengibre fresco en rodajas finas.
  • 2 clavos de olor.
  • Opcional: cayena molida al gusto (hemos usado ½ cucharadita y queda bien picante).
  • ½ cucharadita de sal.
Elaboración
  1. Una vez pelados y deshuesados los melocotones, córtalos en láminas finas.
  2. Coloca en la slow coocker todos los ingredientes y cocina a temperatura alta durante 2 horas.
  3. Retira la tapa y continúa cocinando durante otra hora o hasta que la salsa comience a caramelizar y espesar.
  4. Saca el chutney de la slow coocker y colócalo en tarros de cristal limpios con una cuchara procurando que no se manche el borde para que haga bien el vacío y se conserve mejor. Tápalos y ponlos boca abajo hasta que estén completamente fríos. Verás que la tapa debe haberse hundido del centro.
  5. Conserva los botes en el frigorífico. Si no lo gastas antes, puede aguantar varias semanas ya que el vinagre y el azúcar también actúan como conservante.
  6. SIN SLOW COOCKER:
  7. Si no dispones de una olla lenta, tendrás que ajustar los tiempos de cocción.
  8. Cocina a fuego fuerte todo junto hasta que comience a hervir y luego bájalo a temperatura media-baja.
  9. Removiendo a menudo para que no se pegue y con cuidado si salpica, cocina hasta que el melocotón esté tierno y la salsa comience a espesar, aproximadamente unos 20 o 30 minutos.
  10. El resultado deberá ser similar pero debes estar pendiente del chutney todo el tiempo.

 

chutney de melocoton3 ps

 

Esta vez hemos usado nuestro chutney de melocotón para acompañar unas brochetas de seitán con arroz basmati, puedes usarlo para darle un toque exótico a cualquier plato, anímate y cuéntanos qué te ha parecido. A partir a ahora, vamos a compartir periódicamente recetas con slow coocker para que le saques todo el partido posible porque nosotros estamos encantados desde que la hemos descubierto.

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Dulces placeres…¡y veganos!.

 

Hoy es el día, ya estamos regalando nuestro segundo libro gratuito “Dulces placeres”.

Recetario vegano dulce, gratis para nuestros suscriptores.

Recetario vegano dulce, gratis para nuestros suscriptores.

Es un libro en formato Pdf con muchas ideas para disfrutar del dulce sin remordimientos ni sufrimiento para nadie. 100% vegetal y con ingredientes saludables.

Esta hecho con mucha ilusión y amor, 22 recetas que nos encantan y que queremos compartir contigo en este libro hecho artesanalmente por nosotros. Desde las fotos hasta la edición.

Para tenerlo sólo tienes que suscribirte a nuestro boletín electrónico. Quincenalmente envíamos a nuestros suscriptores un mail con recetas extras, información relevante para la vida vegetariana, talleres, artículos, etc… Es totalmente gratuito. ¡Ah!. Y si aún no te has suscrito, también te llegará nuestro primer libro “30 días cocinando juntos. Ideas veganas para cocinar a diario”.

¿Dónde me apunto?. Hay varias cajas de suscripción en el blog, al final de este artículo y en la parte superior derecha.

¡Esperamos que lo disfrutes mucho!.

Iván y Estela.

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

¡Nuestro libro de recetas veganas gratis!

 

Más de 9000 personas han recibido ya en su correo nuestro libro de recetas veganas gratis.

¿Aún no lo has visto?. Pues este es el resultado… Me encanta como nos ha quedado la portada y el interior, y es que además de cocinar hemos aprendido que editar un libro por tí mismo no es tan complicado!!.

 

 

A los nuevos suscriptores os lo haremos llegar también, sólo que hasta que automaticemos la entrega quizás tarde algo en llegarte.
Deseamos de corazón que lo disfrutes y te ayude a dar el paso a una alimentación más saludable.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.