Un batido verde delicioso

 

batido verde piña2

Este es uno de mis batidos verdes favoritos

Soy una fan declarada de los batidos verdes. Los descubrimos en el año 2010 de la mano de Gaby y David y literalmente cambiaron mi vida. Por aquel entonces yo tenía un sobrepeso importante y empezar a tomar batidos verdes y alimentos crudos sanaron mi cuerpo. Fueron una pieza clave del proceso de metamorfosis que viví, en el cual perdí más de 20 kilos.

Desde entonces forman parte de nuestra vida, y nos encanta compartir con amigos y familia las bondades de esta bebida-medicina. Por unos pocos euros puedes preparar cada día en casa una bebida nutritiva, saludable, rica y sencilla. Te ayuda tanto a mantener la salud como a recuperarla, así que si aún no los has probado… ¡no esperes más!.

Normalmente preparamos nuestros batidos verdes sobre la marcha, con lo que tenemos en la nevera o en el frutero. No solemos apuntar recetas, pues rara vez tomamos el mismo batido exactamente igual dos veces. Pero hay días que el batido es taaaaaan delicioso que se merece sacar lápiz y papel y anotarlo.

batido verde piña

Detalle de la hierbabuena, recién recogida del patio de casa.

Es el caso de el batido verde de hoy: espectacular. Nos supo tan riquísimo que quiero dedicarle un post en el blog. ¿Qué lleva?. Canónigos, piña, nectarina, hierbabuena y agua. Sin más.

Es un batido muy depurativo. Los canónigos apenas tienen calorías pero si muchos nutrientes: vitaminas A, C,E, B6, ácido fólico, hierro, fósforo, magnesio, yodo y potasio. La piña es rica en agua y azúcares naturales, nos proporciona también vitaminas A,C y ácido fólico, potasio y manganeso. Las nectarinas destacan por su contenido en vitamina C y carotenos que miman la piel. Este batido es ideal para los días más calurosos, pues nos mantiene bien hidratados.

batido verde piña

Batidora preparada…

Un batido verde delicioso

Tiempo de preparación: 

Tiempo de cocción: 

Total: 

Raciones: 1 litro y medio

Ingredientes
  • 100 gramos de canónigos.
  • 300 gramos de piña madura.
  • 3 nectarinas.
  • 4 ó 5 hojas de hierbabuena.
  • 500-600 ml de agua fresca.
Elaboración
  1. Lavamos bien los canónigos. Pelamos la fruta y la troceamos.
  2. Colocamos los canónigos en el fondo de la batidora y encima la fruta, este detalle ayudará a que se logre mejor textura. Por último añadimos el agua y la hierbabuena.
  3. Trituramos con la batidora hasta obtener una textura homogénea.
  4. Tip: si quieres puedes añadir algún superalimento: maca, hierba de trigo, espirulina, chlorella...Con una cucharada por persona sería suficiente.

Nuestra recomendación es utilizar siempre fruta bien madura. Como puedes ver en la foto nuestra piña tenía las hojas pasadas, pero estaba en un punto de maduración ideal, lo cual contribuyó a que quedara tan dulce.

Si haces mucha cantidad la puedes guardar en tarros de cristal y tener el batido listo para todo el día.

Nuestra batidora para hacer batidos verdes en casa es la Vitamix, una maravilla. Te recuerdo que si estás suscrito a nuestro boletín puedes disfrutar de un descuento en la web de Conasi para adquirir este o cualquiera de sus productos.

¡Feliz y verde fin de semana!

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Batidora Personal Blender: 4 recetas deliciosas.

 

¡Buenos días!. Desde que hicimos este post sobre leches vegetales, nos habéis estado preguntando mucho por la batidora Personal Blender. Nosotros estamos encantados con esta batidora, y te enseñamos ejemplos prácticos de lo que puedes hacer con ella.

Hace dos semanas fuimos a Talavera a pasar el fin de semana y “sacamos” por primera vez la Personal Blender fuera de casa.

La utilizamos tanto en casa de nuestros padres como en el taller de cocina que impartimos. Hoy compartimos contigo 4 recetas que hicimos con ella y que hemos hecho de nuevo esta semana para mostrarte el paso a paso de las mismas. Nosotros viajamos bastante, así que le vamos a sacar un partido tremendo. ¡Oficialmente declarada batidora viajera!.

 

leche alpiste

Semillas de alpiste.

 

 Leche de alpiste.

Para desayunar preparamos una leche vegetal de alpiste. Las semillas de alpiste son ideales para perder peso y depurar tu cuerpo.

 

leche alpiste2

Batiendo la leche de alpiste…

 

Ingredientes:

– 3 cucharadas de semillas de alpiste (de venta en herbolarios).

– 250 – 300 ml de agua.

– Edulcorante al gusto. (Opcional).

 

leche alpiste3

Tras colarla,la leche de alpiste queda así de apetecible.

 

Elaboración:

Remojamos las semillas en un recipiente con agua, y las dejamos así durante toda la noche.

A la mañana siguiente, las trituramos con la batidora y colamos con una bolsa de tela o paño de algodón.

Se puede endulzar con azúcar de coco, dátiles, etc.

 

Leche de plátano:

 

leche platano

Con sólo 2 ingredientes hacemos leche de plátano.

 

Para nuestro peque hicimos una leche de plátano, que tiene más calorías que la de alpiste y está deliciosa. Esta leche exprés de plátano se pondrá oscura a los minutos de hacerla si no la consumes inmediatamente, simplemente es por la oxidación de la fruta.

Ingredientes:

– 1 plátano grande.

–  200 ml. agua.

– 1/2 cucharadita de  canela.

 

leche platano2

“Leche” de plátano.

 

Elaboración:

Troceamos el plátano y trituramos junto con la canela y el agua hasta que esté todo bien mezclado. ¡Y lista para tomar!.

 

Batido verde:

 

batido verde

Ingredientes para batido verde listos.

 

Con esta batidora no tienes que renunciar a tomar tus batidos verdes nunca. Es tan pequeña y se limpia tan bien (sólo hay que lavar el tarro donde lo trituras), que te la puedes llevar contigo a cualquier sitio. Mientras tengas un enchufe a mano, tendrás tu inyección de salud, me parece una revolución, la verdad. La textura queda bastante fina y apetecible al paladar.

Ingredientes:

– 1 puñado de espinacas.

– 1 kiwi (maduro).

-3-4 fresas.

 

batido verde2

Momento “popeye”.

 

Elaboración:

Lavamos muy bien las espinacas. Ponemos en la batidora la fruta troceada, después las espinacas.

Añadimos el agua y batimos hasta que la textura sea muy fina.

 

Paté de zanahorias al curry:

La Personal Blender no sólo la utilizamos para hacer bebidas, también preparamos patés y salsas con ella. Hemos hecho este delicioso paté de zanahoria al curry y el resultado es genial. Hay que insistir bastante para que quede la textura fina, pero en unos minutos tienes un tentempié saludable listo.

 

pate zanahoria2

 

Ingredientes:

– 2 zanahorias cocidas al vapor.

– 30 gr de semillas de girasol.

– 1 cucharadita de curry en polvo.

– 2 cucharadas de tamari o salsa de soja.

– 1/2 cebolla pochada.

 

pate zanahoria3

Este es el resultado: nuestro paté de zanahorias al curry.

 

Elaboración:

Primero trituramos las semillas y especias con la cuchilla para ingredientes secos.

Cuando la zanahoria esté cocida, la ponemos en el vaso, cambiamos la cuchilla y trituramos con el resto de ingredientes, salvo con las pipas de girasol. Cuando veamos que tiene la crema no tiene trozos y es homogénea, vamos añadiendo las pipas molidas pero muy poco a poco. Veremos cómo se va espesando.

Como puedes ver, es una herramienta versátil y fácil de usar. ¿Para quien creemos que es ideal?. Para personas que pasan tiempo fuera de casa y no quieren renunciar a cuidar su alimentación, o para personas que quieren hacerse batidos, leches vegetales, patés, etc, en pequeñas cantidades.

Esperamos que te resulte útil esta entrada para conocer más sobre esta batidora. Si quieres saber más sobre sus datos técnicos, puedes visitar la web de Conasi.

¡Feliz comienzo de semana!.

 * Post patrocinado por Conasi

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Comparativa: ¿Cómo hacer leche vegetal?.

 

Muchas veces nos preguntáis qué aparatos o herramientas usamos en casa y cuál recomendamos.

Cada vez hay más personas que se animan a preparar en casa sus propias bebidas o “leches” vegetales, por eso hoy te vamos a explicar varias maneras de hacerlas, con distintas recetas y distintos aparatos. Te decimos que “usamos” porque los hemos probado todos y según el día o lo que necesitemos hacer, utilizamos uno u otro. Los recién llegados a nuestra cocina son la batidora Personal Blender y la Chufamix (gracias a Conasi).

Para poder comparar todos los aparatos hemos utilizado almendras, aproximadamente la misma cantidad, así podemos calcular el ahorro real con respecto a las leches de almendras comerciales. Pero no hace falta decir que puedes utilizar cualquier otro fruto seco o incluso semillas como las de girasol, calabaza, arroz, etc. para preparar tu bebida vegetal.

Empezamos con las recetas, ¡vamos allá!

 

Batido de chocolate (Vitamix):

 

vitamix5

 

Ingredientes:

– 100 gr de almendras crudas.

– 1 litro de agua.

– 2 cucharadas de cacao en polvo.

– 3 cucharadas de sirope de ágave.

– Una pizca de esencia de vainilla (opcional).

 

vitamix

 

Elaboración:

Dejamos las almendras en remojo durante 6 horas para activarlas (serán más digestivas).

Ponemos todos los ingredientes en la batidora (no hace falta quitarles la piel marrón a las almendras) y trituramos a máxima potencia hasta que veamos que todo está bien picado y no quedan trozos grandes.

 

vitamix2

 

Ponemos un colador grande dentro de un bol y lo cubrimos con una tela para colar la leche. Juntamos las 4 esquinas y vamos ordeñando la leche hasta que quede la pulpa lo más seca posible.

 

vitamix3

 

vitamix4

 

Esta pulpa la podemos deshidratar o secar y añadírsela a una masa de galletas o un bizcocho.

 

Leche de almendras neutra (Licuadora “masticadora” Hurom):

Ingredientes:

– 100 gr de almendras crudas (con o sin piel).

– 800 – 1000 ml de agua.

 

Elaboración:

Dejamos las almendras en remojo durante 6 horas.

 

hurom2

 

Las aclaramos y las ponemos en una jarra o bol con el agua que vamos a utilizar.

Ponemos en marcha la licuadora y con un cazo vamos cogiendo las almendras con parte del agua para echarlo todo junto y licuar. Por un lado vamos a obtener la pulpa y por el otro la leche de almendras. La textura de la leche puede tener un poco de pulpa fina pero si no nos gusta siempre podemos colarla con un paño limpio de algodón.

 

hurom3

 

hurom (2)

 

La pulpa, como es neutra, podremos usarla para enriquecer una masa de pan o un bizcocho.

Esta leche es ideal para hacer una bechamel o para usar en lugar de crema para salsas (en este caso usaremos menos agua para que quede un poco más concentrada y más cremosa).

 

 Leche de almendras con canela y limón  (Chufamix):

 

chufamix4

 

Ingredientes:

– 100 gr de almendras.

– 1 litro de agua.

– 1 cucharadita de canela molida.

– 6 o 7 dátiles (o más si somos golosos).

– 1 lámina de piel de limón.

 

chufamix

 

Elaboración:

Dejamos las almendras en remojo durante 6 horas. Deshuesamos los dátiles y si están duros los dejamos en remojo 1 hora con un poco de agua que usaremos después.

Ponemos en el vaso de la Chufamix todos los ingredientes, salvo la piel de limón y añadimos el agua.

 

chufamix2

 

Trituramos con nuestra batidora de brazo hasta que quede bien fino. Con ayuda del brazo que trae, aplastamos la pulpa para extraer toda la leche posible.

 

chufamix3

 

Podemos guardar la leche obtenida en el mismo vaso con su tapa, añadiremos entonces la piel de limón y dejamos que se enfríe durante 3 horas.

La pulpa obtenida como estará un poco dulce, podremos usarla para galletas, magdalenas o bizcochos.

 

Leche de almendras (Personal Blender):

 

personal blender3

 

Ingredientes:

– 40 gr de almendras.

– 300 ml de agua.

 

Elaboración:

Remojamos las almendras durante 6 horas.

 

personal blender~1

 

 

personal blender

 

Ponemos las almendras junto con el agua en el vaso, cerramos con la tapa y batimos hasta que esté muy fino. Colamos con ayuda de una tela de algodón y lista para tomar. Podremos endulzar con estevia, siropes de cereal o de ágave o incluso volverlo a batir con fruta para hacer un batido.

Podemos usar 30 gr de copos de avena,  1 plátano  y 3 fresas para tener un desayuno perfecto y delicioso.

 

Nosotros reciclamos la pulpa de las almendras siempre.

Si no la vamos a usar en el momento en otra preparación, la deshidratamos y cuando está completamente seca la trituramos con un molinillo de café o la jarra para secos de la Vitamix, y la guardamos en un recipiente de cristal hermético hasta que nos haga falta, así quedará como harina de almendras. Solo tendremos que tener en cuenta si  las hemos triturado con algún endulzante o no, para separar harina de almendras dulce o neutra.

Cuando hacemos una masa de pan, casi siempre le añadimos un par de cucharadas de esta harina para enriquecer la masa, pero es mejor hacerlo después de que la masa haya hecho un primer levado o al menos después del amasado.

 

En general, para una leche de almendras básica, vamos a usar 100 gr de almendra y un litro de agua, si queremos que sea más concentrada reduciremos la cantidad de agua y si la vamos a tomar como una bebida refrescante en verano, usaremos 1200 – 1500 ml de agua para que no sea tan calórica.

Si tenemos en cuenta el precio de las almendras ecológicas (las podemos encontrar desde 10€/kg hasta 20€/kg) el litro de leche de almendras casera nos supondrá un coste de entre 1 y 2€ que si comparamos con el precio de las leches de almendras ecológicas (unos 2,5€/l) supone un ahorro (de media) de 1€/l aproximadamente.

En el caso de que la preparemos con almendras no ecológicas, el ahorro es similar. 6-8€/kg  de almendras (usaremos 100 gr por lo que gastamos menos de 1€) frente a las leches de almendras no eco (1,80 – 2 €/l).

También tenemos que tener en cuenta que necesitamos una batidora para poder preparar la bebida, y eso también hay que comprarlo, pero ¿sale tan caro? Vamos a verlo.

 

La opción más barata es prepararla con nuestra batidora de casa, tengamos la que tengamos. Luego deberemos colar la leche con un colador y un paño para que quede muy fina, el trabajo es mayor pero el coste es solamente el de los ingredientes.

 

La chufamix (40€):

Este aparato es el más económico de los que hemos usado para hacer una leche vegetal. Si tenemos en cuenta que podemos gastar un litro de leche vegetal al día, en poco más de un mes habremos amortizado este utensilio. Al principio dudábamos un poco de su utilidad pero es realmente cómodo, práctico y rápido para colar la pulpa. Desde que la tenemos nos ha enamorado, no da ninguna pereza preparar la leche cada mañana. Es uno de nuestros favoritos. Muy recomendable, un regalo perfecto para cualquier hogar.

 

Personal Blender (130€):

Esta batidora es perfecta para cuando vas de viaje y no quieres dejar tus batidos. También es ideal si vives solo ya que puedes hacer menos cantidad de cada vez y no necesitas un aparato grande. Trae tarros de distintos tamaños, lo cual me parece ideal. Por el precio que tiene, con un ahorro de 1€/l de leche vegetal, necesitarías 3 meses haciendo un litro al día. Pero hay que tener en cuenta que la podrás usar para muchísimas cosas más, batidos verdes, purés, cremas o patés. Es pequeña pero muy práctica y versátil.

 

Licuadora tipo “masticadora”  Hurom (300-500€):

Este aparato es bastante más caro, por lo que necesitarías al menos un año para amortizarlo si solamente prepararas leche vegetales (no está diseñado para ello en concreto y sería un desperdicio). Pero te lo recomendamos si eres un apasionado de los zumos y no quieres perder nada de nada. La pulpa sale bastante seca, además son extractores de zumo lentos por lo que se reduce la fricción con los ingredientes y se deterioran menos los nutrientes. Es ideal para preparar licuados o zumos de verdura e incluso de hierba de trigo fresco.

 

Vitamix  (a partir de 625 €):

Para nosotros supuso un antes y un después comprar esta batidora. Reconozco que es bastante cara pero podrás batir/triturar prácticamente cualquier cosa y el resultado es perfecto. Solo para leches vegetales necesitarás 2 años, pero nosotros la usamos todos los días varias veces. Si tomas batidos verdes es prácticamente indispensable. Se pueden triturar frutos secos, zanahoria  o remolacha para hacer un paté con un resultado totalmente cremoso y sin trozos.

 

Esperamos que esta comparativa te resulte útil y te sirva de guía a la hora de elegir una herramienta.

* Post patrocinado por Conasi

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Batido verde/Green smoothie.

 

batido verde primero

Green Smoothie.

 

¡Feliz viernes!. ¿Cómo ha ido tu semana?. La nuestra tranquila, lo más reseñable es que ya tenemos objetivo nuevo ¡lista para hacer fotos con mi cámara!.

Hoy lo estreno fotografiando algo que me apasiona: un batido verde.

Un batido verde consta de una fórmula sencilla: agua+hojas verdes+fruta. Los adoro, y son uno de nuestros desayunos estrella. Después de hacer ejercicio te tomas un gran vaso y te recarga de energía hasta la comida. Si eres deportista puedes añadirle semillas de cáñamo a tu batido.

Te dejo unos consejos a tener en cuenta si te vas a animar a tomarlos:

  • Varía la hoja verde que usas para prepararlos.
  • Usa siempre que sea posible ingredientes ecológicos. Nosotros recomendamos Ecojarama  si estás en Madrid.
  • Debe saber rico.

Aunque ya van bajando las temperaturas, incluir batidos verdes en nuestra alimentación nos sigue apeteciendo. Nos garantizan nuestra ración de fruta y verdura cruda diaria.

Esta receta está muy rica. Es de las favoritas de Antu. Así que se lo puedes ofrecer a niños. Si te preguntas que cuando puedes darle hojas verdes, nosotros en torno a los 10-11 meses le dimos a probar algunas cucharaditas de nuestros batidos verdes, y le sentaba bien. Ha sido a partir de los 12 meses cuando le hemos dejado “barra libre” para que él tome si quiere y cuanto quiera.

 

batido verde segundo

Las frambuesas le dan un punto genial.

 

Ingredientes:

Salen dos vasos grandes.

– 300 gr de acelgas.

– 2 plátanos.

– 100 – 125 gr de frambuesas.

– 300 ml de agua.

 

batido verde cuarto

 

Elaboración:

Lavamos muy bien las acelgas y reservamos los tallos gruesos para otra preparación, por ejemplo una sopa, un caldo,… utilizaremos solo la parte verde para que sea más fácil de triturar y el resultado sea más fino, aunque si la batidora es súper potente (tipo Vitamix), también puedes usar los tallos.

Lavamos la frambuesas y pelamos los plátanos y lo añadimos a la batidora. Echamos el agua y trituramos hasta obtener una bebida cremosa y muy fina.

Beber despacio, ¡nada de bebérselo de un trago! Aunque esté delicioso, la digestión comienza en la boca, así que hay que tomarlo poco a poco y disfrutando cada trago que demos.

Si quieres aprender toooooodo sobre los batidos y los zumos verdes, ya puedes apuntarte a nuestro taller online. A tu ritmo y desde tu casa. No te quedarán dudas. ¡Empiezar a mimarte hoy mismo!.

 

 

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

I love green smoothies!!

Últimamente hemos tenido que comer fuera algunos días y hemos tirado de restaurantes vegetarianos, tomando comida vegana cocinada. Sabe muy rica y la comemos con gusto, pero he notado cosas que no me gustan: enseguida me entraba hambre después de comer, teníamos más caprichos de dulce, necesitábamos comer más cantidad… Desde hace unas noches sólo me apetece cenar batido verde, un gran vaso de batido. Y he hecho caso a lo que me pide mi cuerpo. Así, a parte del litro de batido que desayunamos, he añadido otro tanto a la cena. El resultado es maravilloso: han desaparecido las ansias de dulce y me siento más ligera. Noto incluso como los vaqueros me bailan.

Este es el batido que desayunamos hoy: batido verde de plátano y pera.

Ingredientes:
-6 hojas de lechuga romana.
-4 puñados de espinacas tiernas.
-1 pera.
-1 plátano.
-Agua al gusto.

Elaboración:
Añadimos primero las hojas verdes, picandolas para ayudar a la batidora, con un poco de agua. Una vez batidas, añadimos la fruta en pedazos. Si necesitas más dulzor, añade un par de dátiles remojados. Si no tomas batidos habitualmente, es posible que necesites añadir alguna fruta más.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

Batido verde de higos

Después de tomar muuuchos batidos verdes, puedo decir que este es mi favorito: batido de espinacas e higos.



Ingredientes:

-200 gramos de higos.
-300 gramos de espinacas.
-Agua.

Elaboración:

Al usar los higos de la finca de mi madre, ecológicos y bien maduritos, los pusimos en la batidora con piel. Añadir las espinacas y agua al gusto, según la textura deseada (más o menos líquido), y triturar. Tomar fresquito.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.

El kéfir de agua

Mucha gente conoce el kéfir que se obtiene a partir de leche. Nosotros hacemos el kéfir de agua, que también es un probiótico. Se hace con unos gránulos diferentes y usando agua en lugar de lácteos.

Los alimentos probióticos son aquellos que contienen microorganismos vivos y son altamente beneficiosos para regenerar y mantener la flora intestinal. También refuerzan el sistema inmunitario, por lo que ahora es una época ideal para empezar a consumirlo, de cara a prevenir catarros en el invierno.

Se elabora a partir de unos gránulos, que normalmente se regalan, ya que con el tiempo van creciendo y cada vez se tienen más (se pueden congelar o deshidratar para guardarlos). Aparte de esto, sólo necesitas agua, un limón, panela (u otro edulcorante) y alguna fruta seca tipo higos, orejones, etc. Dejas los componentes en un bote de cristal cerrado y en dos días ya puedes disfrutar tu kéfir de agua, que tiene un aspecto y sabor similar a una limonada.

Los cuidados que requiere son mínimos, aportando beneficios considerables:
-Refuerza el sistema inmunitario.
-Mejora la piel.
-Efecto depurativo a nivel intestinal, ayudando a eliminar problemas de estreñimiento, gases o digestiones pesadas.
Se puede beber a lo largo del día, preferiblemente antes de las comidas.
Con el calor del verano crece más lentamente, pero tenemos gránulos de kéfir para regalar, por si alguien esta interesado en probarlo.

Nos encanta escucharte. ¡Los comentarios son bienvenidos!.